jueves, 15 de septiembre de 2011

Anonimato


Creo que alguna vez he comentado que soy una persona previsora que le gusta adelantarse a los problemas para así poder reaccionar de la mejor forma posible cuando el dilema se presenta. En realidad esta conducta lo que hace es ocultar mi miedo a no responder correctamente a una situación inesperada, a quedarme bloqueado, incapaz de tomar una decisión coherente que solvente el momento. Y uno de los temas que ronda mi cabeza últimamente es el tema del anonimato.

Cuando empecé a escribir este blog y Blogger me pidió una descripción escribí sin pensar:

Puedes llamarme Parmenio. Descubrí que era gay hace poco. A los 40 años. Vivo en España. El lugar concreto importa poco.

Ha pasado año y medio de ese momento y lo que escribí en aquel momento sigue siendo válido hoy. Es un nombre bonito pero no me llamo Parmenio. Nunca he dicho mi nombre auténtico en el blog ni he mencionado donde vivo, aunque quizá rastreando todo lo que he escrito durante este tiempo se pueda intuir. He procurado no nombrar sitios concretos ni lugares de mi vida cotidiana aunque todo lo demás que he escrito, salvo los nombres de las personas, es real. Cada situación que describo ha ocurrido siempre tal y como la cuento, y si las leyesen alguno de sus protagonistas las podrían reconocer en todos sus detalles. O quizás no, porque mucho de lo que relato está pasado por el tamiz de mis sentimientos y bajo el velo de mi mirada.

Es altamente improbable que ninguno de ellos alcance a leerlo, pues el número de personas que pasan por este blog diariamente, aunque para mi ego son una cantidad altísima, en realidad son muy pocas como para darse la casualidad de que uno de ellos encontrase el blog. ¿Entonces por qué oculto esta información? ¿qué pasaría si dijera donde vivo? Pues que los lectores de mi ciudad se fijarían más y las difusas referencias pasarían a ser obvias para los ojos interesados.

Yo no vivo en un Madrid o un Barcelona donde los millones de personas anonimizan automáticamente a cualquiera que no quiera ser reconocido. Aquí, una ciudad mucho más pequeña, el comportamiento se asemeja más al de un pueblo. Cuando salgo por los escasos bares de ambiente y me fijo en alguien, casi siempre alguno a mi alrededor lo conoce o conoce a quien lo conoce. Y con quien ha salido. Y con quien se ha acostado. Y la marca de champú que utiliza en la ducha.

Nunca me han interesado los cotilleos ni las historias de los demás que no me han contado directamente los interesados. Pero debo ser el único, pues si saludo en un bar a un chico, la pregunta que me hacen siempre es ¿te has acostado con él? Yo intento explicar que me gusta conocer gente y que no siempre me acuesto con todos los que conozco, que para mi muchas veces es suficiente una cerveza y una sonrisa. Pero no se lo creen.

Si algún día alguien de mi ciudad se acercase y me preguntase ¿eres Parmenio? no se que haría. Me gustaría poder decir ¡sí, claro! y comentar muchas cosas que cuento aquí. Sería una forma fabulosa de conocer gente y compartir esos momentos que tanto han significado para mi. Y ellos me contarían como ven desde fuera mis problemas. Sería una fabulosa forma de conocer gente.

Pero creo que no sería así.

Sólo serviría para que identificasen a todas las personas de las que he hablado durante este tiempo. Y probablemente les gastarían bromas crueles aprovechando lo que cuento de ellos. ¿Cómo podría entonces escribir mi realidad sabiendo que alguien podría sufrir por ello? A partir de ese momento mediría cada palabra que escribiese hasta despojar totalmente de sentido de descarga emocional su contenido, convirtiendose más en un sufrimiento que un desahogo.

Una vez más estoy en el armario.

En el armario bloguero.


56 comentarios:

  1. Bueno pero ese es un armario que te reporta la libertad literaria. Los seudónimos en literatura existen desde la escritura cuneiforme así que no debes de preocuparte. Lo mío es peor.
    Besos, camaleónicos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ¿y quién no? Es verdad ue yo soy más descarado con las descripciones, el trabajo, los hechos, pero OBSERVATORIO GAY GRANATENSE sigue siendo mi nick, aunque ya todos sabéis que me llamo Andrés, que vivo en GRANADA (¡Que esto es otro pueblo, no te creas!)... El blog es como un diario personal ¿no se dice eso?, pues lo mismo que un diario, tú se lo dejas leer a quien te viene en gana... Hombre, si me presento en tu pueblo, es porque me has invitado, y nunca te llamaría PARMENIO, te diría PEPE, JUAN, o como hubiéramos quedado en llamarnos... jejejeje... No sufras por ello, no estás en el armario de la blogosfera, ni nadie te va a pedir que escribas con nombre real, ni a pecho descubierto, cada uno es cada uno con sus cadaunadas, y con esa sacrosanta parcela, que es la intimidad de cada uno, según cada cual quiera desvelarla más o menos... En todo caso, pese a todo ese "halo de misterio" del que hablas, me gusta leerte, se nota que tienes la cabeza muy bien amueblada, y en nada me disgustaría conocerte en persona... de verdad... (¡Con independencia de lo que pudiera pasar, jejejeje!)

    ResponderEliminar
  3. Eso es cierto ...Runagay. Siempre han existido seudónimos y grandes escritores se han escondido tras ellos en aras de la libertad, pero yo no soy un "Clarín" o un "Mark Twain" precisamente jajaja. Lo mío es más de andar por casa y de diario íntimo. Aunque sea público.

    Un beso (liberador)

    ResponderEliminar
  4. Te envidio en gran medida OGG, porque escribes siempre lo que quieres sin preocuparte nunca de si das más o menos datos sobre ti, tu chico, tu trabajo o tu Granada natal. Tienes una seguridad en ti mismo apabullante. Eso es algo que me gustaría hacer también a mi pero no me atrevo. Tengo miedo a hacerlo público. Exáctamente igual que en mi vida real, en la que muy pocos saben que soy gay. Quizá una cosa sea consecuencia de la otra y las dos vidas se reflejen como un
    espejo frente a frente.

    Se que nadie me va a pedir que escriba con mi nombre real, pero una pregunta muy recurrente que me hacen los que me escriben al correo electrónico es que donde vivo. Y a desconocidos, aunque suenen amigables, me cuesta darles el dato, aunque alguno lo sabe. De hecho así he conocido en persona a media docena de blogueros con los que he disfrutado de conversaciones fantásticas. Y a ti espero también algún día conocerte Andrés, aunque a lo mejor descubres que mi supuesta cabeza amueblada es un trastero caótico ;)

    Un beso (por lo que pueda pasar)

    ResponderEliminar
  5. Pero es comprensible, casi ninguno de nosotros nos exponemos totalmente aquí. Yo por ejemplo nunca he dicho mi nombre real, suelo usar nombres ficticios para hablar de mi gente más cercana y apenas hablo de mi familia. Aunque como bien has podido comprobar luego en petit comitée no tengo problema en hablar de nada.

    Besos (asomando la nariz).

    ResponderEliminar
  6. Es verdad que nunca has dado tu nombre verdadero en el blog Chris, pero como bien dices sí se lo has dicho a algunos. Lo que no sé si lo sabe alguien de tu ciudad. Alguien que conozcas y que te lea habitualmente y que pueda conocer a personas de las que hablas. Ese es el mayor punto de fricción entre mis deseos y mis miedos.

    Algunos si que saben mi nombre y donde vivo, pero ninguno es de mi ciudad. Y no sé si me atrevería a decírselo a alguien que viviese a dos manzanas de mi.

    Un beso (dubitativo)

    ResponderEliminar
  7. Pues como dicen por ahi arriba, nadie te obliga a poner el nombre y asi, y se te entiende perfectamente, a mi me gusta Parmenio o Parme (: jejejeje. Aqui la mayoria de mis amigos con las justas saben que tngo un blog, pero ni se toman la molestia de entrar a verlo, mucho no me importa, total solo hablo de personas amigas y esas personas saben que hablo de ellos ahi. Tu tranquilo. ahora que te leo asi con tanta interrogación, es lo que hay con tal temperamento, a qe si? JEJEJE...
    uN BESOOOOOO ENOOOORME ASI GRANDE :)

    ResponderEliminar
  8. Pues iren yo difiero, yo soy el que soy y me funciona la verdad es que a mi me sorprendido que gente luego me diga yo te leo, yo te conozco por tu blog y luego pienso en todas las zorreses que he puesto y digo... si lo sabe Dios que lo sepa el mundo, en esta vida hay un ojo que todo lo ve y todo... creeme todo se sabe , un día con otro dice un amigo, por otro lado creo que tomar previsiones esta bien, yo como no tengo nada que perder ni con quien quedar bien o mal pues escribo así como catarsis con nombres y pelos jujuju de hecho lo único que me traido de problemas es nombrar a un examigo por su nombre.

    Tu haz lo que te siente mejor y punto.

    Alvaro

    ResponderEliminar
  9. Bueno, cada uno tenemos nuestras sobradas razones para poner un velo, más o menos grueso, a nuestra identidad. Yo, personalmente, creo que para contar lo que contamos no necesitamos poner una foto de nuestro de DNI en la cabecera del blog. Yo pienso también en esta cuestión, y me paro a pensar en cuántos libros leemos, de autores antiguos, de los cuales, aparte de su nombre: Esopo, Aristófanes, Fernando de Rojas..., no sabemos casi nada más de ellos, ni qué cara tenían, ni qué vida privada. Y ¿qué más da?. Nos hablaron desde su alma, y a nuestra alma llegan sus palabras, y nos seducen, y nos transforman y nos emocionan. Y para mí eso es suficiente, se llame Esopo o Parmenio. Al fin al cabo esto no es más que un juego, un pasatiempo. De todas formas, en mi caso particular, y esto ya lo he dicho por otros sitios, el dibujito que me pongo en mi perfil me permite ser mucho más sincero y más abierto de lo que puedo ser con gente real de la calle, y me ha permitido conocer gente maravillosa de todo el mundo que en la lotería de la vida nunca me ha tocado tener cerca, entre los cuales estás tú. ¿Y nuestras identidades reales no son acaso máscaras que nos esclavizan y nos obligan a participar de un juego de apariencias que no hemos elegido?. A mí, como seguidor tuyo, no me quita el sueño saber quién eres "de verdad", porque aquí has mostrado tu alma y todos hemos visto su belleza y su claridad. Y ya te digo, esto no es más que un juego. Besos, y como dice un mantra Zen: "I SHIN DEN SHIN" (De mi alma a la tuya).

    ResponderEliminar
  10. Que revelar la identidad no es tan relevante. Importante es lo que sientes. Lo que hablas con los dedos.
    Mantente en ese clóset y sigue desahogándote de esa forma tan exquisita.
    Abrazos a la distancia. =)

    ResponderEliminar
  11. Nada de armarios,uno escribe lo que se le hinche la gana, no es cierto. Yo si pongo mi nombre y los lugares y hablo de mi familia, pero bueno siento que mi blog anda muy oculto y solo poquitos han llegado a el, por eso me siento en la libertad de hacerlo, y es eso, no es tanto hablar de identidades sino de esencialidades, o como coño se escriba ajaja, es lo que tambien hace bonito estar aqui.
    en fin me revolvio jaja sorry
    te mando un saludon

    ResponderEliminar
  12. Cuando empecé a escribir este blog lo hice desde el anonimato. Nadie sabía mi nombre, ni donde trabajaba ni vivía. Poco a poco he ido dando todos estos datos incluso poniendo fotos.

    Ya me da igual. Aún no he salido del armario con mi familia y muchos de mis amigos y si algún día descubren este blog y me identifican me habrán facilitado el trabajo.

    Si tu te sientes más cómodo así, sigue en el anonimato, no tienes porqué dar más datos de los que creas necesarios, al fin y al cabo tampoco importan. Los que entramos en tu blog lo hacemos porque es un placer leer cada una de tus entradas y porque eres un tío especial. A mí con eso me bastaría (aunque ya te conozco, se tu nombre y donde vives...je,je.... ya no te escapas!!!)

    Un beso

    UT

    ResponderEliminar
  13. ¿Y el gustillo de intuir a la gente a través de sus palabras? Es algo que yo disfruto mucho: leer e imaginar a la persona que escribe.
    No sabes cómo a mí me ha ayudado leer vuestros blogs... a falta de tener personas como nosotros a mi lado, leeros ha sido para mí una forma de reconocerme a mí mismo, de encontrar a gente con mis mismos sentimientos y problemas y ver cómo les dan soluciones a mis mismos asuntos.
    Lo de la identidad queda en un lugar secundario... aunque no negaría que me hubiera gustado conoceros personalmente porque sé que me hubiérais podido aportar muchísimas cosas y me hubiérais ayudado en muchísimos momentos.

    Besos, Parme... disfruta de tus finde!

    ResponderEliminar
  14. Y si me permites un consejo de este pequeño imberbe, del armario bloguero no salgas, unicamente para quienes tu quieras. No digas por aquí quien eres, ni des muchos detalles, pasa totalmente, porque una cosa es tu vida privada y otra muy distinta la vida que lleves en el blog, que puedes comentar, decir, hacer, lo que tu quieras, pero si te sirve de algo lo que te digo (y sabes por que lo digo) quedate ahí dentro, que se esta muy agusto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. ¿Ves? Yo por eso nunca quiero hablar de mi vida privada, jajaja, me la has puesto a huevo.

    Bueno, le has dado una vuelta de tuerca al tema, como casi siempre. Claro que a ti, por ti te la traería tirando a floja o muy floja que supiesen quien eres, tampoco cuentas nada fuera de lo común, ni nada con lo que puedan sacar demasiada punta. Imagino por donde vas. Chuchi, también te digo que es cosa de arriesgarse. Cuando haces el blog y decides que este sea personal, es un riesgo que corres, detalles salen, escapan, yo tngo un doble armario, el del blog y el grande, podrían destaparse ambos con el blog... es un riesgo que corro y sin el cual quizá tampoco tendría el blog... la tensión de ser descubierto, y una vez descubierto... a apechugar. A mi si un día me lee Gordi, hablando en esos términos de él, tendré que asumir lo que he dicho... como en su día tuve que aguantar el cabreo de D. al descubrir el blog, y tardó solo unos meses en descubrirlo y no por mi....

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  16. Tema interesante el de la privacidad, creo que pasa como en la vida real, o Facebook, uno pone lo que quiere poner, por lo menos, eso hago yo en Facebook, no cuento casi nada, y si quiero contar algo porque lo quiero sacar fuera lo que hago es ocntarlo de una forma muy críptica que sólo puedo entender yo.

    Lo veo muy válido lo de no decir tu nombre ni la ciudad en la que vives, a la mayoría de blogueros nos debería tu historia personal, no donde vivas ni con quien te vayas a la cama, quizás es una de esas razones, y coincido con Thiago por las que no conozco en la vida real a ningún bloguero, porque lo que debe de interesar es lo que cuento allí, pero no cómo soy, cómo visto, ni nada de eso.

    Besazos!!!

    ResponderEliminar
  17. Bueno, ahora imaginate eso llevado a un país entero. Aquí somos poco más de tres millones en todo el país, es decir, el equivalente a un barrio de Buenos Aires o San Pablo.
    Acá todos nos conocemos. Basta con charlar un rato con una persona para que surjan conexiones increíbles.
    Por eso, definitivamente, no pongo nombres o datos muy reveladores.
    Yo pensaba que Parmenio era tu nombre real. Elegiste un seudónimo muy hermoso.
    Ya le tomé cariño a ese nombre, así que para mí siempre serás "el Parme".
    Un abrazo desde el closet.

    ResponderEliminar
  18. He vivido mi adolescencia en una ciudad pequeña de la que nunca mencioné (ni mencionaré) su nombre y no lo hice porque sé muy bien como funciona una ciudad pequeña por eso comprendo muy bien lo que nos cuentas.

    Alguna vez me he hecho esa misma pregunta, aunque eso en Barcelona es difícil, me imagino que podría llegar a pasar si alguien relacionado con alguna de mis actividades me identificara. Puede que por eso haya dejado de hablar de mi y de mi vida en el blog, por miedo a eso, a hacer daño a otras personas de mi entorno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Warten (Crêpe au citron)

    Quizás es que nuestro destino consiste en ir abriendo las puertas de diferentes armarios y una vez al otro lado darse cuenta que siempre queda otra por abrir; y llegado el momento de tomar esa decisión uno debe decidir si aventurarse a lo desconocido, permanecer en el terreno ya conquistado y por qué no, pensar incluso que merece la pena volver sobre nuestros pasos a territorios donde una vez nos sentimos más seguros aunque nos acompañe el sabor de una pequeña derrota y sea cual sea nuestra decisión todas son respetables siempre que uno no tome siempre la misma solución ya sea avanzar, permanecer o retroceder en su camino.
    Respecto al temor de poner en evidencia a tus amigos como lector tuyo quiero decirte que siempre has demostrado un profundo respeto por todas las personas sobre las que has comentado algo, ya fueran o no amigos tuyos, cierto es que has tenido alguna mala experiencia cuando has intentado conocer a alguien fuera del blog, pero de la lectura de tus entradas nadie que no fuera muy loco, aunque quizás los haya, no lo sé, podría utilizarlo en contra de ellos. No sé si quizás lo que pienses es que podrían utilizarlo para ser crueles contigo y esto pudiera afectarles, si fuera este el caso tampoco pasaría nada pues ellos te conocen y el otro sería siempre el loco.
    Bueno te dejo una canción, su letra y un abrazo.
    P.d. Quizás me equivoque, pero a pesar de tus precauciones eres transparente como el agua y aunque nunca dicha, dejas elementos que hacen creer poder saber donde esta y que aunque relativamente pequeña ya fue alguna vez que otra universal y alguna que otra defensora de su libertad.
    http://youtu.be/GRsvtW73QP0

    Letra de No Time To Sleep :
    Who's gonna sing the song of change
    If no one can imagine life outside the beaten track?
    And who's gonna stop a running train
    If no one cares to dwell and no one wants to look back?
    Somewhere along the line you gave up asking
    When it got a little too complex
    But if you don't question what has been
    Does it mean that you don't care what's coming next?
    You've got no one to follow
    And no one will follow you
    Ain't that a relief
    That everything and everyone must grow in opposition
    To resistance and contradiction,
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    So who's gonna sing a song of faith
    If no one prays for anything that can't be bought and sold?
    And who's gonna tell a story straight?
    Does anyone believe there's still a story to be told?
    Somewhere along the line you just stopped walking
    When the undercurrent got too strong
    Someday a lonely busker will come knocking
    With a soft and long forgotten song
    If you've got no one to follow
    And no one will follow you
    Ain't that a relief
    That everything and everyone must grow in opposition
    To resistance and contradiction,
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    This ain't no time to go to sleep
    Oh this ain't no time to go to sleep

    ResponderEliminar
  20. yo tampoco me llamo Damian, lo que yo si hago es cambiar el nombre de todos los que menciono, a excepción de bloggers si es que escribo de ellos por que hemos estado en algun lado.
    en facebook, si me conocen he frecuentado a varios bloggers y bueno en video tambien he aparecido asi que si uno presta atención si me deben conocer, pero nunca tan explicitamente.
    Supongo q debes vivir en un lugar pequeño, un pueblo que por ahi si se conocen todos.

    Bueno eso es lo q yo hago por lo menos

    ResponderEliminar
  21. Yo abrí un blog sin saber lo que era un blog y lo hice con mi nombre. Cuando comprendí que un blog era algo mas personal de lo que nunca hubiera creido intenté camuflarme un poco pero ya era tarde. Por aquel blog pasaban algunos amigos míos que con sus comentarios, sin pretenderlo, seguían proporcionando mas información personal. Soy muy desconfiado con dar datos personales en la red. Se me hizo incómodo y no me sentía tan libre como yo quería ser en mi blog.
    Lo cerré y abrí el actual, anónimo. Ahora hablo muchísimo mas de cosas personales, me abro mas y hasta desbarro. Publico lo que quiero, sin miedo que es lo que me divierte, que es para lo que estoy aquí.
    Sinceramente preferiría ser capaz de hacer lo mismo con mi nombre pero yo no soy ese. Cada cual es cada Uno.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Bueno pues poco a poco te vamos conociendo más, ya hemos visto tu sombra..... yo que quieres que te diga, seré muy cotilla, pero eres uno de los blogueros que tengo más curiosidad de ver como es, será por eso que te escondes tanto y yo siempre voy de cabeza a aquello que me prohiben... ;)

    ResponderEliminar
  23. Sinceramente, soy una antigua que no entiende la vida en internet sin un nick. No porque tenga que avergonzarme de nada ni porque tema defender mis opiniones con mi nombre, sino porque hay un cierto número de gente que prefiero directamente que tenga sobre mí la menor información posible. No veo porqué gente a la que no me acercaría ni con un palo va a poder meter mi nombre real en el ventanuco de la búsqueda de Google y encontrar información, la que sea, sobre mí cuando yo por propia iniciativa quizás ni les hablaría salvo para saludar cortés pero distante y mantener una mínima conversación formal llena de tópicos.

    Yo estoy cómoda en el armario de mi pseudónimo. Mis amigos más íntimos saben de él como saben muchísimas otras cosas pero me protege de la curiosidad del resto del mundo.

    Ahora con el asunto Google+ hay mucha polémica con esto de estar en internet con tu nombre real o bajo un nick. Google dice que el anonimato te ampara para hacer el burro pero todos sabemos que eso no es cierto. Yo puedo tener un nick pero tengo IP fija, así que fíjate tú, si me canteo un pelo fuera de la legalidad me encuentran en dos segundos y medio. Naturalmente ellos quieren mi nombre real porque así pueden vender mi información más cara a las empresas que quieran hacer minería de datos con ella.

    Sé que me he ido del tema un poco, pero en parte lo que quiero decir es que hay muchos armarios y deberíamos tener derecho a elegir cuando abrimos la puerta de los nuestros, y a quien se la abrimos.

    ResponderEliminar
  24. Y es que el charme que otorga un pseudónimo, o un nick... acaba despertando la imaginación de quien lo pronuncia o lee. Siento que el canal de la fantasía puede derivar finalmente en el de la realidad, pero sólo muy de vez en cuando y con alguna persona especial (De esas con las que tienes buen feeling) Como cuando el superhéroe se desenmascara para dar a conocer su verdad... El resto debe ser enmascarar la vida con una paralela, la que nutre el imaginario de quien visita, lee y juega a ubicar al personaje en algún lugar de la tierra, haciendo cosas reconocibles o alejadas... El anonimato es la mejor opción para las relaciones que se crean en este espacio, no pueden ser dañinas si se respeta lo que ese nombre representa: "El personaje siempre puede existir con independencia de nosotros" Y esa posibilidad me encanta. Un besote, chicuelo.

    ResponderEliminar
  25. A lo mejor tienes razón Breki y aunque pusiese mi nombre real nadie se molestaría en entrar a verlo :) A veces le damos mucha más importancia a las cosas de lo que realmente tienen para los que nos rodean.

    Las interrogaciones son una constante en mi vida y mi temperamento se ha forjado a través de miles de ellas. Creo que incluso el día que me muera estaré preguntándome si hago lo correcto.

    Un beso (sin cuestionármelo)

    ResponderEliminar
  26. Tu eres un ejemplo de una opción que no me importaría escoger Alvaro. Vives tu realidad y la escribes con toda franqueza. No te escondes ni ocultas ni quien eres, ni como eres, ni lo que te gustaría ser. Eres un ejemplo de coherencia y te expresas con la naturalidad del que se siente cómodo consigo mismo. Yo vivo
    un poco asustado de mi mismo y nunca me atreví a dar ese paso. Pero sí a cuestionármelo.

    Un beso (de frente)

    ResponderEliminar
  27. Lo que cuentas Roberto, me recuerda a las interminables cartas que científicos del XIX que se intercambiaban a lo largo de los años, forjando grandes amistades entre personajes que nunca llegaron a verse en la realidad. Quizá yo no sea más que una voz, unos textos, unas palabras o un alma que desde la red se siente consolada al compartir con vosotros mi ser más íntimo.

    Internet me ha permitido encontrar a gente como vosotros que me escucha, me reconforta o me reprende si llega el caso. aunque no estéis físicamente junto a mi. Sois lo más cerca que tengo de ese hombro donde musitar mis sentimientos. Igual si estuvieseis en persona ni me atrevería a contaros la cuarta parte de lo que vuelco aquí. Quizá el anonimato abra más puertas del alma que la cruda realidad.

    Un beso (en tu alma)

    ResponderEliminar
  28. Qué alegría verte por aquí Renzo. Llegas justo en un momento de dudas y preguntas, en un estado de zozobra permanente. Siento que te conozco aunque nunca hemos hablado, pues unos ojos preciosos han hablado por nosotros. Seguiré hablando con mis dedos y sintiendo que estáis junto a mi, escuchando mi alma y asintiendo con cariño a mis indecisiones.

    Un beso (de bienvenida)

    ResponderEliminar
  29. Cuando escribes en tu blog Pancho, me siento ahí, junto a ti y tu oruguita, con una sonrisa en la boca y sintiendo que cada momento de tu vida es mío. Tienes una forma tan espontánea de escribir que cuando leo lo que yo escribo siento pienso que pierde la esencia de lo importante al pasar por las dudas de mi mente. Tu eres mucho más libre que yo y yo me siento casi tan libre como tu cuando te leo. Eres un soplo de aire fresco para mi conciencia.

    Un beso (desde dentro de mi)

    ResponderEliminar
  30. Tu eres mucho más positivo que yo Ut. A todo le ves el lado bueno de la vida y eres capaz de sacar energía de las piedras :) Muchas veces he pensado en lo que comentas de que alguien me idenfificase con todo lo que cuento en el blog y también pienso que sería un poco de liberación. Algo así como si me sacasen en televisión bailando el día del orgullo gay en plena Gran Vía de Madrid jajaja ¡Cuantas explicaciones me ahorraría! pero de momento este pequeño diario me sirve para decir las cosas que en voz alta no me atrevo.

    Un beso (porque no quiero escaparme)

    ResponderEliminar
  31. A mi también me gusta imaginar a las personas que hay detrás de las palabras Angel. Desde pequeño he sido lector compulsivo y los personajes de las novelas se formaban en mi imaginación a través de las descripciones de los autores. Leer blogs no difiere mucho de ello y cuando leo imagino a quien escribe con total nitidez en mi cabeza. Para mi escribir y leer otros blog me ha supuesto una gran ayuda para poder sacar de mi muchas indecisiones y miedos. De algunos me he encariñado tanto que me gustaría sentarme a tomar un café bien cargado mientras charlamos durante horas. Pero de momento me conformo con leerlos.

    Ya estoy de regreso de un finde agotador pero que me hacía falta para desconectar un poco del mundo. Sólo habría sido mejor si hubiese sido de una semana ;)

    Un beso (deletreado)

    ResponderEliminar
  32. Esa es la disyuntiva que tengo en la cabeza Kotei. Por un lado el anonimato me permite hablar con total libertad de todo lo que pasa por mi cabeza y de cada momento de mi vida sin tener que ocultar ni avergonzarme de nada. Y por otro, cuando he tenido la oportunidad de conocer a otros blogueros gracias al blog, pienso que a lo mejor me estoy perdiendo el conocer a gente fantástica que puede vivir en mi ciudad. ¿Qué opción es mejor? Pues no lo tengo tan claro como
    tu, pero es probable que tengas razón.

    Un beso (desde dentro)

    ResponderEliminar
  33. La verdad es que si te lo he puesto a huevo Pimpf jajaja Parece que esta entrada está escrita adrede para poder ponerla en tu blog :)

    No tengo tan claro que a mi me la traería floja el que supiesen quien soy. Aunque no lo parezca por todo lo que escribo y cuento por aquí, siempre he sido muy amante de mi privacidad, y que la gente supiera detalles a veces tan íntimos de mi no sé si me gustaría. Tampoco voy alardeando de con quien me acuesto y el número de polvos que echamos. Los que cuento por aquí son porque han significado algo más que un momento físico placentero y que me han hecho replantearme muchas cosas. Y exponer en público a los que han significado algo en mi vida tampoco sé si sería lo más correcto.

    Si un día alguien lo descubre está claro que tendré que apechugar con todo lo escrito, pero preferíría que fuese porque yo lo he decidido y no porque alguien lo ha encontrado. Pero si no doy nunca el paso... pues sólo se puede dar la segunda opción.

    Un beso (que no contarás porque será de tu vida privada)

    ResponderEliminar
  34. Yo tengo dos cuentas de Facebook Davichini. Una con mi vida real y otra con mi vida bloguera. En la primera está la gente que conozco en la realidad y en ella estoy en el armario y en la segunda en la que a la mayoría de las personas no las conozco en la realidad estoy fuera del armario. Ya ves que dualidad más curiosa. Casi esquizofrénica.

    Yo si que he conocido a algunos blogueros en la realidad y me ha parecido una esperiencia enriquecedora y positiva. Precisamente al ser tan buenas las experiencias es lo que me ha llevado a plantearme este dilema.

    Un beso (en las dos mejillas)

    ResponderEliminar
  35. Muy sociables sois los uruguayos si os conocéis todos los tres millones Dany ;) Lo tuyo es como vivir en una ciudad como Madrid o Barcelona. Hay
    posibilidades de que conozcas a alguien o que con otra persona tengáis a un tercero en común, pero imagino que una población de ese tamaño ya permite un cierto grado de anonimato. Y sí no es así imagina mi situación, que es enormemente inferior en población a esas cifras.

    Elegi el nombre de Parmenio sin pensarlo mucho. Siempre me gustó, desde que era niño y leí la biografía de este lugarteniente de Alejandro Magno que murió injustamente por actos de otros. Y ahora me sigue gustando. Tanto que si alguien por al calle me llamase así probablmente respondería con la misma naturalidad que si me llamasen por el mio.

    Así que estoy encantado de ser para el futuro "el Parme" :)

    Un beso (con regusto clásico)

    ResponderEliminar
  36. Esas dudas son las que me entran al pensar en mi blog Peace-for-ever. Si el blog fuese menos personal y no hubiese nombrado a nadie quizás lo hiciera, pero al haber hablado de otros, aunque sea con nombres falsos, me da reparo que puedan ser identificadas y que les hagan daño burlándose de las cosas que he contado. Y creo que no se lo merecen, que su compañía me ha hecho mucho bien. E incluso los que me han hecho daño han servido para hacerme recapacitar y pensar.

    Un beso (más grande que mi ciudad)

    ResponderEliminar
  37. Que dificil es la vida Warten si nunca sabemos si la siguiente puerta que crucemos va a ser la buena y tras la que nos quedaremos para siempre. Lo normal es dudar y seguir buscando pensando que hay puertas mejores que cruzar. A veces me siento aventurero y me atrevo con otra puerta nueva que me lleva a lo desconocido y otras me quedo mirando la puerta sin atreverme a cruzar. He pasado muchos años mirando la puerta de mi homosexualidad sin cruzarla, y ahora que lo he hecho tengo miedo de correr demasiado, o demasiado poco.

    Siempre que he hablado de la gente que he conocido y me ha rodeado he intentado ser justos y respetuosos con ellos, pero la vida me ha enseñado que la gente puede ser muy cruel. Y si yo he hablado de alguien que ha sido amable conmigo, por ejemplo, otros lo pueden entender como señal de debilidad. Y no se lo merecen. No me gustaría que sufriesen por mi culpa.

    Y quizá sea más transparente de lo que me creo y todo el mundo sabe quien soy y donde vivo. Entonces dejádme vivir en mi bendita ingenuidad :)

    Preciosa canción. No la conocía, ni al grupo. Buscaré más cosas de ellos.

    Un beso (desde donde defendimos nuestra libertad)

    ResponderEliminar
  38. Pues mira que yo estaba convencido que tu si que te llamabas Damian :) Como te había visto en algún video y todo, pensaba que no te ocultabas y que realmente era tu nombre real. Ahora me dices que el que sale en tus videos es un actor y ya me dejas descolocado del todo jajaja.

    Por lo que veo estás en una situación similar a la mía, aunque te has atrevido a mostrarle realmente de vez en cuando, algo que no he hecho yo. Y no es que viva en un pueblo de 100 habitantes donde todos son familia, pero el tamaño es sufiente como para que acabes casi siempre conociendo a alguien en común.

    Un beso (de Parmenio a Damian)

    ResponderEliminar
  39. Yo cuando abrí el blog, Uno, lo hice casi sin pensar y sin saber que iba a escribir. Ni siquiera sabía si iba a durar más que esa primera entrada. Fue una decisión precipitada y más bien por la necesidad de volcar la tormenta que vivía en mi. Pero como sobre lo que quería hablar era sobre esa parte que tanto me costaba aceptar, la necesidad del seudónimo se hizo indiscutible. Quizá algún día haga tu camino inverso y abra un blog con mi nombre real y escribiendo sin tapujos sobre mi vida. De momento aún soy Parmenio.

    Un beso (Y no sólo Uno)

    ResponderEliminar
  40. Dicen que cuando crecemos somos tan rebeldes que basta que nos prohiban algo para que perdamos la cabeza por trangredir la norma JL. Quizá un día me conozcas en la realidad y entonces tu curiosidad se marchite al descubrir que en la vida real no soy tan interesante :)

    Y sí, el de la sombra de la foto soy yo jejeje. Pero era un yo todavía hetero, pues aún faltaban un par de años largos para que algo hiciera click en mi cabeza. La foto la tomé en mayo de 2006 en un pueblecito de México que se llama Tepoztlan.

    Un beso (por tu curiosidad)

    ResponderEliminar
  41. El tener un nick en internet te da la libertad de hablar y defender lo que quieras sin tener que aportar tu imagen y tu vida con ellas Ronronia. Eres una voz y no una historia. Eso puede llevar a discusiones de lo más interesantes porque no hay ningún prejuicio asociado a tu persona, pero también puede llevar al abuso de ese anonimato. A pesar de ello considero que es mucho mayor el beneficio que aporta esa libertad que el problema de los excesos de unos pocos.

    Casi todo el mundo ha escrito alguna vez el nombre de otra persona en Google buscando información sobre ella. Internet tiene una memoria prodigiosa y cada detalle se guarda para siempre. Precisamente eso me llevó a escribir desde el principio con seudónimo. Las dudas que yo tengo es de si debería dar algún dato más que permitiesen aacercar a mi a otras personas. Por ejemplo si yo dijese que vívía en Madrid a lo mejor habría madrileños que podría conocer en persona y no haría falta que escribiese mi nombre real en el blog. Creo que podría ser enriquecedor. El problema es que al no ser una ciudad grande, esa revelación se convirtiese en exposición pública total y automáticamente todo lo que he contado pasase a tener nombres y caras. Ese es mi miedo.

    Es otro armario más, y no tengo claro si quiero o no salir de él.

    Un beso (que te doy por elección)

    ResponderEliminar
  42. En mi caso Melvin, el personaje de fantasía no es un superheroe que oculta su identidad secreta bajo unas gafas de pasta para poder pasar desapercibido, sino si acaso sería más bien el antihéroe torturado por su pasado y lleno de neuras que oculta bajo unas gafas (en este caso reales) y que le permiten poner una barrera metafórica entre el interior de su mente y el exterior de la vida.

    Esos héroes de comic en algún momento desvelan su identidad secreta al mundo o al menos a algúna persona que le importa. ¿Lo hacen también los antihéroes o permanecen siempre bajo su máscara agazapados y huyendo de cualquier rayo de sol que los exponga al mundo? Quizá sea mejor dejar a la imaginación de los que leéis esto el imaginar el lugar en el que vivo y que penséis que ese que pasa a vuestro lado con cara de despistado y soñador tal vez sea un Parmenio cavilando indeciso sobre su vida.

    Un beso (que te susurro al pasar)

    ResponderEliminar
  43. Parmeeeeee :D !
    Hoy toca post!!
    que saco bien la cuenta y digo: parme postea una vez a la semana
    hoy es jueves! hoy te espero por aquii!
    un beso enormee

    ResponderEliminar
  44. Apreciado Parmenio:

    Una reflexión interesante y que me da mucho que pensar. Por encima de todo respeto tu parecer y las razones para permanecer en el anonimato me parecen personalmente muy razonables.

    Creo que cada uno tenemos nuestras razones para ctuar de una manera u otra. En mi caso, por cirscunstancias de mi vida tb es mejor permanecer prácticamente dentro del armario. Pero por otro lado, veo que esto tb supone una barrera de cara a conocer nueva gente y para conseguir que mi vida fuera más coherente.

    No hay nada escrito, nada correcto, la única certeza es que cada uno debe elegir su opción en función de sus cirscunstancias y deseos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. Tus cuentas son perfectas Brekiaz, pero el que no soy perfecto soy yo jajaja. Intento postear todo lo que puedo, que tengo muchas cosas que contar e ideas por desarrollar, pero para ordenar mis ideas y plasmarlas en un post necesito tiempo, y eso es de lo que carezco ultimamente. A pesar de ello intento al menos poner un post cada semana, como bien has hecho notar jajaja, pero normalmente lo hago en fin de semana que es cuando tengo más tiempo. Pero justo este ultimo mes son los los fines de semana cuando no he tenido un minuto libre, y así voy, publicando cuando puedo y a destiempo :)

    Se de que quiero hablar en el próximo, ahora ya sólo me hace falta sentarme y poner en palabras mis pensamientos.

    Un beso (para hacer más agradable la espera)

    ResponderEliminar
  46. Lo que comentas que te ocurre a ti perbcn es principalmente la base de mis dudas. El anonimato tiene indudables ventajas respecto a la privacidad y la independencia sobre lo que puedo escribir, sin miedo a herir a nadie ni que nadie se vea molestado por mis escritos. Y a la vez me permite expresar sin tapujos todo lo que pienso y siento. Pero a cambio tiene el peaje de la soledad y el aislamiento. Me gustaría poder quedar con gente de mi ciudad que leyese mi blog y escuchar sus consejos tomando una cerveza. Son dos posturas irreconciliables, y como a los niños me pasa que las quiero las dos y me duele
    renunciar a una.

    No es fácil escoger en la vida. Pero que te voy a contar ¿verdad?

    Un beso (que no es una opción a escoger)

    ResponderEliminar
  47. Bueno, espare paciente :3 un beso enorme de esos para relajarse y no pensar en los trbajos y laberintos en todos lados.!!
    :)

    ResponderEliminar
  48. No te sientas así, "en el armario bloggero", aquí en este espacio creado por ti y complementado a su vez por todos nosotros que te seguimos y compartimos una parte de tus pensamientos la libertad que tienes es literaria. Tal vez no puedas hablar con el corazón allí fuera en el mundo exterior pero en este universo paralelo y secreto porque es sólo de los que buscan el espacio para introspectar, pueden proyectar los sentimientos de su corazón a través de la escritura.

    Pienso que no debes verlo como algo "aislado", porque el hecho de que no todo el mundo lea este blog, y sean solamente algunos, unos selectos quiere decir que tú como persona especial tienes una capacidad única de transpolar tus emociones, sentimientos, pensamientos y dolores a la escritura y eso es algo que no todos tenemos.

    Tener la capacidad de ser introspectivo con uno mismo, es algo que te ayuda a madurar emocionalmente en distintas facetas, porque no es todo el mundo que logra abrir un blog, y menos transcribir su ser de la forma que sea a la escritura. No te sientas encerrado aquí, aquí tú corazón puede hablar a través de las palabras. Y mucho de lo que aprendes o descubres aquí te puede servir como experiencia o como guía para aplicar en el mundo exterior, en ese lugar no tan agradable y no tan como nos gustaría a la mayoría que fuere.

    Yo también a veces me siento aislado en cierta medida pero por el hecho de que el blog es algo monótono no es algo espontáneo como facebook por ejemplo. Pero siempre me reconforta saber que hay gente que lee mis problemas y puede darme una perspectiva alternativa además de lo que yo crea o pueda pensar, me reconforta saber que hay situaciones que las pasamos todos, en distinto lugar, en distintas circunstancias pero el nudo del problema en profundidad tiene la misma esencia de mis incertidumbres. Cosas como esas me dan el ánimo y la fuerza para seguir escribiendo, aunque a velocidad lenta y a veces con intensidad pero seguir, seguir escribiendo en mi diario virtual, donde desahogo todo mi ser.

    Un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. Veo Parmenio, que cuando hablas de tu naturaleza previsora, me refleja una persona sumamente compleja, y esa complejidad es la que me identifica en gran parte con tus escritos.. Alguien me dijo recientemente: “Llegué a los cuarenta. ¿Y qué he hecho con mi vida? Trabajé como un asno toda mi juventud, ya tengo una casa pagada, mis tarjetas están al día, pero no he disfrutado nada. Tuve una relación de 11 años, donde mi pareja terminó en drogas y no me ocupé debidamente? ¿Y ahora qué?” Fue gracias a tus escritos que tome el coraje de tomar decisiones en mi vida y de simplificar esta complejidad que no llevaba a nada, sino de volver más miserable mi existencia. Sencillamente, acepté lo que soy: Gay. Tendré que enfrentar familia o personas crueles, pero ya no me importa. Comprendí de esta persona que la vida es corta, y debemos disfrutar. Partiendo de esa premisa simple, mi vida se vuelve cada vez más clara y menos enterrada en mis fantasmas. Jamás hubiera pensando de conseguir a alguien que parece un tremendo partner y me siendo muy afortunado… Oye, lo estoy disfrutando mucho…

    ResponderEliminar
  50. Hola parmenio, bueno dijo que no es su nombre pero así le llamaremos amigo, bueno es la primera vez que escribo aquí,simplemente leí su entrada y, siento mucha tristeza por que usted quiere poder decir soy yo, pero me apena mucho que no pueda abrirse como le gustaría, supongo que su temor se debe al que dirán no a usted tal vez, quizás mas por las personas de las que aquí a hablado y trata de protegerles a ellos y también a si mismo(supongo), la sociedad creo que es realmente la culpable de que personas como usted y mucha mas sienta algo de temor a mostrar sus sentimientos, y es que ante todo somos personas, sentimos y amamos todos y el que diga lo contrario miente, bien es verdad que mucha gente apenas se respeta los sentimientos ajenos( tal vez por miedo, tal vez por falta de comprensión) y es triste que personas como usted o muchas otras deban esconder sus sentimientos, yo también me defiendo bajo mi anonimato propio, pero los míos son por motivos diferentes aunque también tiene que ver el auto protegerse de que alguien pueda lastimarme, no se si físicamente o mas bien sentimentalmente, o puede que ambas cosas... bueno perdón todo esto que acabo de soltar y si le ofendo en algo pido disculpas, con permiso me alisto a su lista de seguidores.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  51. Al final no ha habido que esperar tanto Brekiaz, que al final he publicado algo... y casi dentro de la semana :)

    Un beso (con los ojos rojos de escribir)

    ResponderEliminar
  52. La libertad literaria es una de las mejores cosas que me han ocurrido en mi vida, Solitario. El escribir algunas de las cosas que me pasan y más que escribirlas, transcribirlas y plasmarlas en palabras, me procuraron una via de escape a un sufrimiento que no sé como podría haber soportado sino hubiese encontrado esta escapatoria.

    No reniego de los logros que para mi salud mental ha supuesto, pero como si fueran un escalón más en mis deseos, medito sobre si la exposición pública de mis sentimientos puede alcanzar otro nivel más y hacer totalmente público mi nombre real y la localidad donde vivo.

    Es verdad que soy introspectivo. A la fuerza. Han sido muchos años intentando ocultarme a mi mismo lo que era. Jugando a los laberintos con mi mente y escondiendo entre los resquicios de las neuronas una verdad que no quería reconocer. Hasta que un día exploté y todo salió a la luz con la virulencia de lo contenido artificialmente. Ahora vivo encerrado entre el deseo de salir del armario (real y bloguero) y la necesidad de medir sus consecuencias en mi vida. Y son todo dudas.

    Lo que comentas de tu blog y la falta de espontaneidad respecto a Facebook es cierto, pero también lo es que la capacidad de meditar se pierde con la inmediatez. Aunque utilizo los dos medios, el blog me ha proporcionado muchas más satisfacciones y reflexiones. Seguiré utilizando los dos medios indistintamente, pero teniendo claro las ventajas de cada uno.

    Un beso (desde dentro de mi)

    ResponderEliminar
  53. Hace pocas entradas planteaba la duda de si la personalidad compleja y el raciocinio es compatible con la alegría y la felicidad BamBam. En realidad la respuesta daba igual pues no puedo revertir la esencia de mi mismo, y si soy complejo por más que lo intente no podré evitarlo. En mi caso si tuve claro desde joven que prefería calidad de vida frente ganar más dinero e hipotecar mi vida. Me llegaron a ofrecer un sueldo cuatro veces superior al que actualmente cobro a cambio de dedicación plena. Lo rechacé y ahora tengo problemas económicos, pero no me arrepiento de mi decisión. De lo que me arrepiento es de haber tardado la mitad de mi vida actual en aceptar mi sexualidad y en haber desperdiciado los mejores años de mi juventud en un letargo emocional.

    Ahora estoy de nuevo empezando a vivir, como tu, intentando enfrentarme a mis miedos y complejos. Me alegro que tu también estés también llevando un camino paralelo al mío. Si lo que escribo te sirve y lo disfrutas... entonces yo también disfruto :)

    Un beso (de futuro)

    ResponderEliminar
  54. No te preocupes por mi nombre Dorian. En este año y medio desde que inventé este seudónimo lo he interiorizado tanto que si alguien lo dijese por la calle me volvería inmediatamente como si fuera el mío propio :)

    En realidad el mayor miedo que tengo si hiciese público mi nombre y lugar donde vivo no sería por mi, pues en realidad algunas de las historias que cuento aquí se las he contado en persona a gente con la que me he encontrado estos dos últimos años. No escondo mi realidad de gay tardío ni como he llegado hasta aquí. Si alguien se ríe o se burla de mi situación no me importa demasiado. En realidad si me importa, pero lo considero parte del peaje de mi liberación. Lo que si me importaría y mucho es que la gente se riese de las personas que nombro aquí, pues aunque sus nombres están cambiados, con el tiempo lógicamente serían identificados. Y esa parte de su privacidad no quiero exponer que la gente es cruel incluso con los bondadosos.

    También me gustaría tener más valor y abrirme más rápidamente a la gente sin miedo al que dirán, pero como bien dices, escondo mis sentimientos porque de momento mis miedos son superiores a mis anhelos. Pero estoy luchando por cambiarlo. No sé si lo conseguiré, pero al menos lo intento.

    Y no temas ofenderme por exponer tus opiniones, que mientras estén razonadas y sean expuestas con educación nunca me enfadaré. Otra cosa es que si no estoy de acuerdo con ellas las rebatiré, pero nunca serán una ofensa.

    Espero verte en el futuro de nuevo por aquí

    Un beso (de bienvenida)

    ResponderEliminar
  55. Si tú lo has decidido, así debe ser :)

    ResponderEliminar
  56. Pero no sé si lo he decidido yo o mi subconsciente, Alfonso, que a veces no tengo claro quien manda realmente sobre mi.

    Un beso (totalmente consciente)

    ResponderEliminar