jueves, 7 de marzo de 2013

Seducción


Nunca he sido un gran seductor. Cuando era un adolescente hetero confundido por el poco interés que sentía por las mujeres, dejé sin desarrollar esa habilidad social que tantos éxitos reportaba a mis amigos. Los observaba con la curiosidad que puede sentir un naturalista ante el cortejo de apareamiento de dos cuerpos que retozaban entre la vorágine de luces de las discotecas. Pero no era para mi.

Mis conquistas, empujado por la presión social más que por el deseo, se debían más a hacer reir a las chicas que a una verdadera intención de atraerlas hacia mi. Era un efecto sobrevenido y en muchos casos no deseado. Así que cuando descubrí mi homosexualidad, pasados los cuarenta, me di cuenta de que no sabía que hacer para atraer a un chico.

En el otoño del 2010 me encontraba en Camboya visitando los templos de Angkor en Siem Riep, en un hotel para gays. Regresé sobre media tarde y, tras relajarme un rato en la piscina, subí a mi habitación con muchas horas libres por delante. Me conecté a internet y entré a una página de contactos que tan buenos resultados me había dado en Saigón. No tardé en tener bastantes ofertas para quedar y escogí una de ellas. Un chico menudo y sonriente que me propuso quedar a tomar una copa en el bar de un hotel bastante conocido de la localidad. Y acepté.

Tras preguntar donde estaba el FCC Hotel, y entre las risas cómplices del personal del hotel que intuían el porqué de mi pregunta, acudí hasta allí paseando. Una gran terraza junto al río y una música suave me recibieron. Y sentado en un gran sillón me esperaba mi cita, bajo las estrellas y con un gran fular al cuello, ajeno al calor sofocante de la noche.

Me dijo que se llamaba Steve, aunque sus rasgos delicados, entre filipinos e indios, denotaban un origen cláramente asiático. Pedimos unos zumos deliciosos y charlamos durante una hora antes de que me propusiese que siguiésemos la conversación paseando junto río. La luz de la luna nos acompañaba y algunas parejas, todas heterosexuales, se sentaban acarameladas en las riberas. Le pregunté si solían ir por allí también las parejas gays y lo negó con la cabeza mirándome con sorpresa.

Parecíamos dos adolescentes inexpertos a los que la timidez impedía dar un paso más. Rocé nuestras manos y acompasó su paso para no separarlas, pero evitando que se la cogiese. A ratos se separaba un poco cuando nos cruzábamos con alguien, pero daba de nuevo un paso discreto hacia mi cuando se perdían a nuestra espalda. Recorrimos toda la ribera hasta llegar a la zona de bares y cruzamos el río para regresar por la otra orilla hasta el punto de partida. Le miré, preguntándole con los ojos y me dijo que nos fuésemos a sentar en los jardines reales, cosa que le agradecí, pues mis pies doloridos de todo el día saltando entre las piedras de los templos me pedían una tregua.

Nos sentamos en la hierba fresca y charlamos un rato más. Me contó que no era camboyano, que había llegado a Siem Reap buscando trabajo, pero que su sueño era venir a Europa. No sabía dónde. Le daba igual, pero a Europa. Me habló de otros chicos e insistió mucho en que él no era un "moneyboy", un chapero a la caza de turistas, a pesar de que se lo habían ofrecido muchas veces. Me habló de su vida, de que había estado en Nepal y muchos otros lugares. Yo le conté cosas de España y de su Europa soñada, haciéndole ver que tampoco era el paraíso ni El Dorado, pero me dijo que le daba igual, que su futuro estaba allí.

Hablamos durante media hora más y pensé que no pasaríamos de ese punto, de una agradable charla. No me importaba, lo estaba pasando bien, pero el chico me gustaba.

De repente una idea me cruzó por la cabeza, y me tumbé en la hierba justo delante de él mirando las estrellas. Puse mis manos detrás de la cabeza haciendo subir mi camiseta levemente y dejando, descuidadamente, sobresalir el calzoncillo de mi pantalón. Noté como dudaba durante un par de minutos pero poco a poco dejo resbalar su mano sobre mi ombligo, jugando a su alrededor, primero con un dedo, luego con toda la mano. Subió por mi pecho y bajó hasta juguetear con la goma de mi calzoncillo, sin atreverse a pasar de ahí. Le miré con una sonrisa, animándole, y la deslizó suavemente por debajo. Un minuto después estábamos besándonos.

A unos treinta metros, cuatro polícias nos daban la espalda charlando animadamente ajenos a lo que ocurría detrás de ellos y la sensación de lo prohibido hizó más excitante el momento. Rodamos por la hierba hasta quedar medio cubiertos por un pequeño montículo y el ruido de nuestros cuerpos sobre la hierba hizo que uno de ellos mirara en nuestra dirección. Nos quedamos inmóviles y abrazados mientras su mirada recorría el parque buscando en la oscuridad. La luz de una linterna pasó rozándonos sin descubrirnos y el policía regresó a su charla.

Le besé de nuevo suavemente y me propuso ir a su casa. Nos deslizamos en la oscuridad hasta cerca del río y allí paró a un chico con una motocicleta con quien negoció que nos llevara. Nos montamos los tres y se dirigió hacia las afueras recorriendo callejones oscuros, atravesando patios y despertando a todos los perros del vecindario que ladraban a nuestro paso.

Acostumbrado a los diminutos estándares de los pisos europeos me sorprendí de que su casa era enorme, con un jardín inmenso. Encendió una luz y tras mirarme la apagó de nuevo arrojándose a mis labios. En la oscuridad nos besamos durante un buen rato mientras nos quitábamos la ropa. Desnudos, bajo las estrellas, acabamos besándonos bajo el agua de una ducha mientras la luna arrancaba reflejos de nuestros cuerpos.

Hoy Steve vive en Bélgica y sigo en contacto con él.

38 comentarios:

  1. No habrás practicado mucho pero yo diría que tienes un talento natural. Me alegro de que estés de vuelta. Y mas con esta bonita entrega.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que talento natural creo que fue una inspiración, Uno. Picasso solía decir que cuando le llegase la inspiración le cogiese trabajando... ;)

      Gracias por venir por aquí a pesar del tiempo que ha pasado desde mi última entrega.

      Un beso (inspirado)

      Eliminar
  2. Me alegro de tu vuelta. Tienes una bonita y sencilla forma de relatar. Lo de 'calzoncillos' me ha encantado. Besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Runagay. Aunque ahora es más habitual oir boxers, slips o gayumbos, los que crecimos con calzoncillos no podemos quitarnos la palabra de la cabeza. Siempre podemos decir que es "vintage" y reivindicarnos como "hipsters":)

      Un beso (retro)

      Eliminar
  3. Una vez más tu relato constata esa gran frase manida, pero cierta, que dice: nunca es tarde... A los ojos de Steve fuiste un facilitador de los juegos de seducción....ese calzoncillo insinuante... Esas manos tras la cabeza... Digamos que tu instinto fluyó con naturalidad....jejeje.... Qué bueno volver a leerte amigo Parmenio. Un Besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo Melvin, lo terrible es no intentarlo nunca, no el fracasar.

      No sé si fue mi instinto o sí un sátiro me susurró al oído lascivamente, pero la idea me vino repentinamente a la cabeza... y por suerte funcionó :)

      Si estaba dudoso o no lo había pensado es algo que no le pregunté, pero la situación provocó su reacción es algo de lo que estoy seguro.

      Un beso (insinuante)

      Eliminar
  4. que bonito escribes me cae, ya te extrañaba, siempre es un gozo hacerlo, leerte. y bien qu siga el contacto con steve. Tmb quisiera ir a europa algun dia ...me encantaria :)cuidese chamacon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también te extrañaba a ti mi querido Pancho, aunque yo hacía trampa. Te seguía leyendo en silencio desde el móvil :)

      Steve cumplió su sueño de venir a Europa, quien sabe si el siguiente serás tu. Con Naidee por supuesto.

      Un beso (por el futuro)

      Eliminar
  5. Pero, de veras te sucedió esto? es que tu manera de escribir parece casi una novela, el detalle que lo cuentas y nos trasportas al lugar, no dudo de que te sucediera, es solo que parece casi una escena romántica como nos lo describes, vamos que narras muy bien tus escritos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me importaría que todo esto que he contado fuese fruto de mi imaginación Alessy, pero por desgracia carezco del talento de la originalidad que distingue a un escritor notable de uno mediocre, así que me tengo que circunscribir a relatar mi vida, que es la que mejor conozco.

      Me alegro de que te haya gustado como lo he contado. Todo puede ser narrado de forma interesante, hasta ir a comprar el pan jajaja.

      Cuando escribo intento transportaros conmigo para que sintáis lo que sentí yo. Intento poneros en mi lugar para que lo viváis y andéis mis pasos. Si lo consigo o no sólo lo podéis decir vosotros. Si lo has disfrutado e imaginado como si hubieras estado allí entonces me siento feliz por el tiempo empleado. Y no es poco, aunque no lo parezca, porque no hago más que retocar las frases y cambiar palabras sin fin hasta que desesperado le doy al botón de publicar sin estar nunca satisfecho.

      Bienvenido al blog y a mi vida. Espero que sea lo suficientemente interesante como para que vuelvas por aquí.

      Un beso (personal)

      Eliminar
  6. Me identifico plenamente porque yo nunca supe ligar, y ahora casi siempre dejo que me liguen a mí porque no sé cómo empezar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco aprendí a ligar cuando debía hacerlo Driver GT, pero ahora intento recuperar el tiempo perdido y probar formas nuevas. Unas veces funcionan... y otras no jajaja, pero a pesar de que las dudas me corroen lo suelo intentar, aunque prefiero que me liguen claro. Es más sencillo :)

      Un beso (por iniciativa propia)

      Eliminar
    2. Yo estoy aprendiendo aún. Pero mira, contigo ha funcionado, que el beso me lo has mandado tú :D

      Eliminar
    3. Jajaja efectivamente. Muy sutil Driver GT. Eres un maestro de la seducción :)

      Un beso (y van dos)

      Eliminar
  7. Para ser tan inexperto como dices te lo montas muy bien, seguro que yo, que soy más torpe, no hubiera sabido qué hacer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que la necesidad agudiza el ingenio Josep jajaja y a veces me viene la inspiración y otras no. Pudo haber acabado en una agradable charla simplemente, pero esta vez me sonrieron las musas ;)

      Un beso (de otro torpe)

      Eliminar
  8. Wow si crees que no eres un seductor, no quiero ni imaginarme a que llamaras gran seductor jajajaja Interesante historia, que bueno que no los atrapo la policía y que pudieron “conocerse” más jejejeje y qué bueno que finalmente consiguiera su sueño de viajar a Europa. Un abrazote! Te alejaste mucho tiempo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un seductor para mi Gary es el que tiene recursos en todo momento y situación. Que sabe adaptarse y crear la atmósfera perfecta para que su "objetivo" caiga rendido en sus brazos. Que a mi me haya salido bien una vez no significa que tenga esa rapidez mental para reaccionar siempre :)

      El momento con la policía me cogió un poco por sorpresa, pues yo ni los había visto. Fue Steve quien me avisó. Cuando estuve allí la homosexualidad era "alegal". No se persigue pero no está bien vista por la sociedad camboyana, que es conservadora en este aspecto. No sé que habría pasado si nos hubiesen pillado jejeje

      Es cierto, he estado mucho tiempo sin escribir y ya tenía ganas, pero diversas razones me lo han impedido. Espero que esto vuelva a tener continuidad.

      Un beso (de alegría por verte)

      Eliminar
  9. Hola, Parmenio. Cuánto tiempo sin "vernos" por aquí, jeje ;-). Wow, menuda aventura, vaya tortolitos, .... y con final feliz, jeje. Me alegro que ese chico haya cumplido su sueño de vivir en Europa, aunque una casa con jardín así en Europa va a ser difícil que la consiga,... o quizás me equivoco, porque como lo cuentas parece un tipo muy lanzado, muy emprendedor.

    En cuanto a lo de la seducción, yo personalmente creo que en las relaciones heterosexuales sí que resulta un tema muy complejo, porque se trata de dos seres distintos, y nunca se sabe exactamente lo que puede estar pensando la otra persona. Yo he visto en librerías manuales que explican cómo llegar a dominar ese "arte", como que hay gente que puede llegar a necesitarlos. Pero entre hombres creo que resulta mucho más fácil, es pura intuición, como tú mismo has mostrado en este precioso relato. Los tíos sabemos qué pasa por la cabeza de otro tío, lo notamos enseguida por sus gestos, sus miradas, sus palabras, su entrepierna... Incluso, hasta cierto punto, podemos predecir su comportamiento. Manejamos el mismo lenguaje sexual, y creo que para eso no necesitamos manuales explicativos. Otra cosa es atreverse a dar el primer paso, o acertar en la elección, en los intereses..., que también tenemos nuestras dificultades y tropiezos, jeje. Vamos, eso es al menos lo que yo he experimentado, porque literatura sobre esto debe haber poca, jeje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que con entre dos hombres es un poco más fácil que entre un hombre y una mujer Roberto, pero aún así muchas veces una situación se frustra porque los dos esperan que sea el otro el que rompa el hielo. Y yo soy muy malo leyendo esas señales :(

      Con Steve no lo tenía nada claro. Algo le debía gustar porque habíamos estado hablando casi dos horas, pero no le había visto (o reconocido) ningún gesto que me animará a hacer algo más que hablar. Lo que intenté fue un poco provocarle la líbido para ver como reaccionaba. Y reaccionó mejor de lo que yo esperaba jejeje

      Entre mi inseguridad, natural timidez y que al fin y al cabo era un extranjero en tierra extraña hablando un idioma que no domino bien, pues tenía mis reservas que fuera a pasar algo más que una agradable conversación. La próxima vez me llevaré un libro de esos que comentas a ver si mejoro algo mi preparación ;)

      Steve vive ahora en un piso compartido, pero se le ve feliz. Me parece que a pesar de las estrecheces no echa de menos Camboya. Su sueño se ha cumplido y creo que saldrá adelante.

      Un beso (de un futuro estudiante de seducción)

      Eliminar
  10. Eso es lo mejor, vivir tu sexualidad sin tabúes. Una vez te has aceptado, uno se sorprende de lo que es capaz de hacer cuando le gusta otra persona. La sensación de placidez es realmente impresionante, lo sé porque hace poco que lo estoy experimentando, he conocido a alguien.

    Ya no sigo por aquí, pero te leo.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría verte por aquí Davichini. Pensaba que al dejar el blog habías abandonado totalmente la blogosfera, pero veo que como yo seguías leyendo los blogs aunque no escribieses.

      Tienes razón, cuando uno se siente cómodo se atreve a hacer cosas que pensándolas a lo mejor ni se habría atrevido a intentarlo. Me alegro mucho que estés conociendo a alguien. Esos tiempos malos ya pasaron y ahora se te ve más alegre y con ganas de intentarlo. La función catárquica del blog funcionó a la perfección :)

      Un beso (por esa placided obtenida)

      Eliminar
  11. Aleluyaaaaaa...... que bueno volver a leerte.... aunque cada tanto me pasaba por aqui para ver si dabas alguna señal. Me hizo reir y me encanto la comparacion de la "seduccion" con las plumas desplegadas del pavo real. Supongo que hiciste feliz a mucha gente por el solo hecho de escribir tan hermoso relato....Lapegnola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ha sido demasiado tiempo sin escribir Lapegnola, pero por suerte algunos no me habéis olvidado y parafraseando a Melvin más arriba, nunca es tarde... para volver :)

      En cuanto pensé sobre lo que quería escribir en esta entrada, en seguida me vino a la cabeza esta imagen que tomé en un palacio de la India, pues no hay mayor seductor que el pavo real, que se exhibe ante su pareja para provocar su deseo. Un poco como hice yo jajaja

      Si he hecho feliz a alguien con el texto no lo sé jajaja, pero a mi sí que me lo ha hecho, que echaba de menos escribir algo.

      Un beso (de reeencuentro)

      Eliminar
  12. http://www.encerrado.net/2012/11/7-despertar-gay-los-40.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el aviso, anónimo amigo. Ya me he pasado por allí para presentar mis respetos ;)

      Un beso (de agradecimiento)

      Eliminar
  13. Buenas, veo que has pasado un tiempo ausente y también recuerdo como, al estar en la misma órbita bloguera, compartimos muchos contactos, hemos coincidido en otras ocasiones. Sea como sea me quedo leyendo más de tu blog, y espero leerte en el futuro.

    Respecto a la entrada, pues me parece sobre todo tierna y me quedo con ganas de conocer más de Steve. Lo de no saber ligar nos pasa a muchos, puede ser por lo que dices, que no practicamos cuando era el momento, yo también estaba enfrascado en "dar el pego" delante de mis amigos y me encontré a alguna que otra chica a mi lado como por arte de mágia.

    Un abrazo y nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Han sido unos meses bastante alejado de la blogosfera Argax, aunque de tanto en tanto seguía leyendo desde la oscuridad los post de mucha gente, lo que ha mantenido, aunque sea con un hilillo de vida, mi conexión con este mundo y me ha impulsado a volver. Te incorporo ahora a mi mundo. Si te parece bien :)

      A mi también me gustaría volver a ver a Steve de nuevo. Mis pocos días allí impidieron que nos volviésemos a ver pues nuestros horarios se cruzaron. Ahora está más cerca y quien sabe si algún día volveremos a encontrarnos. De momento me conformo con alguna charla distendida de vez en cuando.

      Qué daño hizo la educación a los de nuestra generación criminalizando la homosexualidad. Cuanto tiempo perdido y cuantas habilidades no desarrolladas en nombre de la "normalidad". A veces me siento como un adulto analfabeto que aprende a leer a una edad tardía, pero te aseguro que estoy poniendo todo por mi parte para aprender... a leer.

      Un beso (de bienvenida)

      Eliminar
  14. Vamos que viajando te pasan unas cosas, que mas bonitas que conocer a personas nuevas y mucho mejor si tienes aun contacto con aquella persona, el otro día me dijiste que habías subido un post, se me fue el Internet y hasta hoy puedo leerlo, que bueno saber de ti. #mehequedadosinelwassapporunasemana ):


    Un abrazo inmenso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya intento yo que me pasen cosas bonitas Breki ;)

      Siempre que viajo busco conocer gente de los lugares que visito porque te aportan una perpectiva diferente de lo que ves. Me encanta sentarme a charlar con ellos y descubrir, que siendo tan diferente, tenemos tantas cosas en común.

      Y a veces además hay extras ;)

      Un beso (#paraquenotedesconectesnunca)

      Eliminar
  15. hi,

    it seems you had some great adventures in Siem Reap, hehe at least more than what you told when you wrote about MEN's Hotel in your story "Un hotel diferente".

    anyway, that's great to read.

    when will you visit us again ?

    MEN's Resort & Spa
    Siem Reap - Camboya
    www.mens-resort.com


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi,

      The truth is that they were a few days in Siem Reap I took very intensely. And I have not told you everything yet :)

      There are still a few stories I had those days there and will tell someday hehe

      I would like to spend a few more days again there. I fell in love with Cambodia and especially the temples of Angkor (I wrote some posts about them), but I still stayed many places to know.

      The economy will not let me go for now, but I am sure that when I will go again I return to your hotel. The staff was great and I felt at home. They treated me so well that that I fell in love with all of them ;)

      A kiss (by memory and future)

      Eliminar
  16. ..."Una vez te has aceptado, uno se sorprende de lo que es capaz de hacer cuando le gusta otra persona"...La verdad es que davichini tiene toda la razón. En mi caso se cumple a rajatabla. Yo también tuve mi época hetero, y bueno, la verdad es que me dejaba querer, supongo que por la falta de interés y porque "tenia" que ligar con chicas. Pero es cierto que ahora las cosas son bien distintas y uno ha aprendido. Eso de levantar los brazos para que se asome la ropa interior....me encanta, jeje, siempre se me escapa una mirada... así que decidí ponerlo en practica ;)
    Abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mente humana es un misterio Estode, al menos la mía jajaja y nunca sabes como va a responder en un momento dado. Esta vez respondió rápida y de una forma que funcionó, pero ¿no te ha pasado nunca que en vez de decir la frase justa dices la mayor tontería que podías decir? Al menos a mi sí :)

      Poco a poco he aprendido algo (si de seducción se puede aprender algo claro jejeje) y sí a mi también se me escapan las miradas cuando se les sube la camiseta ¿por qué no intentarlo? Y funcionó :)

      Ya contarás como han resultado tus prácticas jajaja, que estoy deseoso de aprender de tus experiencias.

      Un beso (intuitivo)

      Eliminar
  17. Respuestas
    1. Muchas gracias Mariana. A veces hay que dejarse llevar sin pensar, sólo confiando en la intuición.

      Un beso (también hermoso)

      Eliminar
  18. Una forma de relatar estupenda...

    Al final casi siempre la espontaneidad y la simpleza es la mejor manera de dejarse llevar siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Peter, me alegro que te guste como cuento mis pequeñas historias.

      Pocas veces me abandono a la espontaneidad. Lo habitual es que mi cabeza no pare de darle vueltas a todo sin fin, pero a veces, y por sorpresa, la intuición me domina... e incluso sale bien :)

      Un beso (de bienvenida)

      Eliminar