lunes, 11 de octubre de 2010

Ambiente (1ª parte)


Fui por primera vez a la zona de ambiente un sábado de febrero. No se que imaginaba que sería pero era un paso que me costaba mucho dar. Podían verme entrar en uno de ellos o incluso algo peor, encontrarme con alguien conocido. ¿Cómo explicarle entonces lo que hacía allí? Se que hay gente que siendo hetera se acerca de vez en cuando por esos bares, pero siempre acompañando a algún amigo que sí es gay. Pero yo no tenía con quién ir. Y lo retrasaba una y otra vez.

Ese sábado quedé con un grupo de amigos para irnos a cenar. El vino corrió a sus anchas y los brindis de chupitos se repetían entre risas cada vez más ebrias. Seguimos divirtiéndonos y tomando copas en un bar cercano y los alcoholes fuertes abarrotaron la mesa de vasos vacíos.

Sobre las dos de la mañana decidieron irse a dormir. El estar todos casados y la mayoría con hijos hizo que las noches de juerga loca se acabaran hace ya muchos años. Mientras andaba hacia mi casa, solo y pensativo, una idea loca me vino a la mente. ¿Y si me atrevía a ir a un bar de ambiente? Estaba muy cerca y me caía de camino. El alcohol me dio el valor que de normal me faltaba.

Entré en el primero que vi. En mi ciudad el número de bares de ambiente se puede contar con los dedos de una mano y aún sobra alguno. Y de este me había hablado un chico por messenger.

Entré un poco intimidado y examiné a la gente que había por si veía a alguien conocido. Me acodé en la barra intentando pasar desapercibido y me tomé una copa de bourbon. Estuve como una hora mirando a la gente con disimulo. No se por qué pero me imaginaba que sería un bar como los de los heteros pero con las parejas del mismo sexo. Pronto me di cuenta que el público era prácticamente masculino y casi no había chicas. Y eso me chocó bastante. Ahora sé que hay bares para gays y bares para lesbianas, pero entonces no lo sabía.

Me pedí otra copa y a pesar de que estaba un poco asustado y temeroso me gustó ver como se besaban muchas parejas. De chicos. Me hizo sentirme a gusto, aunque casi no levantaba la mirada de mi bebida. Al cabo de una hora me cambié de bar y me fui a otro que había oído que a esas horas estaba más animado. Y lo estaba. Abarrotado. Crucé entre el gentío y busqué de nuevo la salvación de la barra. Me pedí otra copa y observé a la gente bailar y reir, saltar y cantar, disfrutar y sentir.

La siguiente hora casi no la recuerdo. La cantidad de alcohol que llevaba ingerida desde la cena me nubló la vista, la memoria y el sentido. Pero recuerdo cuando encendieron las luces de la sala para cerrar y entre la bruma apareció Dave. Aún no os he hablado de él nunca, pero lo haré en el futuro.

Con cara de asombro se me acercó y me dijo que no se terminaba de creer que estuviese allí. Creo que le respondí algo, me pasó un brazo por el hombro y me sacó fuera. Pidió un taxi y me acompañó a casa. Eso es lo último de lo que puedo acordarme.

A la mañana siguiente me desperté en mi cama y entre los gemidos de una resaca de garrafón recordé a Dave en el taxí conmigo. Le mandé un mensaje y me llamó. Me dijo que me había llevado medio borracho a casa, que nos metimos en la cama los dos y que antes de que pasase nada me quedé dormido en sus brazos.

El se despertó antes porque tenía que trabajar y se había ido hacía ya un par de horas, pero entre las sábanas apareció parte de un piercing que le arranqué del pezón en el frenesí alcóholico. Lo miré y sonreí.

Y luego me tomé una aspirina antes de meterme en la cama de nuevo.

43 comentarios:

  1. wow!! mucho alcol nunca es bueno xq luego nos pasa lo qe nos pasa XD


    bsillos grandes!

    ResponderEliminar
  2. ¿para bien o para mal Brekiaz? Porque acabé muy mal pero sirvió para que fuese :)

    Un beso (destilado)

    ResponderEliminar
  3. No está nada mal tu ruta por el ambiente, yo, las pocas veces que he ido lo he hecho acompañado. La primera vez da respeto, como todas las primeras veces, pero una vez se coge valor, es pan comido.

    Estaba viendo los blogueros que te han concedido el premio de lluvia de estrellas, te falta uno, yo. Jajajaja.

    Besazos!!!!

    ResponderEliminar
  4. Es que a mi me falta la compañia Davichini. Tuve que ir solo. Y aún no le he pillado el tranquillo. Ya contaré más en las 2ª parte :)

    Anda... no sabía que me lo habías concedido tu también. Upppssss...Acabo de ir a mirarlo y entre los diez que pones no estoy jajaja. Es al revés, que te lo dí yo. Me parece que tienes una buena resaca :)

    Un beso (fiestero)

    ResponderEliminar
  5. Que historia cari me ha gustado y sorprendido.

    ResponderEliminar
  6. Más sorprendido quedé yo a la mañana siguiente por haberme atrevido Alvaro. Y es que a veces el alcohol hace milagros.

    Un beso (de bourbon)

    ResponderEliminar
  7. Aix, lapsus, pensé que te lo había dado, eso me pasa por no mirar antes de hablar, perdón, jajajaj. El próximo premio te lo dedico, jajaaj.

    Besazos!!!

    ResponderEliminar
  8. jajajajajaja me parece que bebiste demasiado en esa fiesta Davichini.

    Un beso (y un espidifen)

    ResponderEliminar
  9. jaja un pircing arrancado.. joder, cari si parecias tonto y ahora te veo como ese principe arabe que mordía a su esclavo sexual, jajaaj

    A ver, el ambiente en si ni es malo ni bueno, tan tonto es pasarse alli la vida esperando como el que dice alegremente "que a mi no me gusta el ambiente" Es un bar, eso es lo primero, segundo que estas entre gente que es como tu, lo que siempre es consolador, lo unico que siempre hay el rollo ese de que unos quieren ligar con otros que no quieren con aquellos, jaaja

    pero nunca entiendo ni los que se pirran por el ambiente ni los que lo odian. Es algo que está ahi, una cosa que se puede usar o no. El que te vea uno que está alli cari, siempre es dificil de justificar pero para él tambien. Los amigos heteros no suelen ir a sitios de ambiente acompañando a gays, que no te la cuelen (la trola digo, que si es la polla la notarías, supongo, j ajaaj).


    Bezos.

    ResponderEliminar
  10. Memorable el momento piercing, Parmenio. Te armaste de valor y tu orgullo se hizo paso. Otros tienen muchos más años que tú y les gustarán los chicos lo mismo que a tí pero no habrán pisado el ambiente en su vida. Yo también he ido pero de encubierto, como "hetero" vaya xD.
    No me sentí muy cómodo la verdad. Obviamente tiene que ver la compañía y el estado. Ya sea el del momento como la actitud al respecto. Me resultó muy tierno el momento "amigo" que cuentas. (tan tierno como el chico Mcdonald´´s).
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. El problema Thiago es que no me acuerdo de lo del pircing, pero Dave sonrió cuando se lo devolví. Pero no sé porqué... jajaja

    Igual es porque soy nuevo en esto pero ir al ambiente me apetece mucho. Igual porque me apetece besar a alguien sin tener que esconderme. Y ya sé que suena tonto, pero me sentí "entre mis iguales", y esa sensación me gustó.

    Aún no tengo la experiencia de que quieran ligar conmigo, pero ya la contaré cuando ocurra... si ocurre alguna vez claro ;)

    Y si me ven allí, pues ahora ya empieza a darme menos miedo, pero entonces estaba aterrado. Algo he avanzado. Espero.

    Un beso (con buen ambiente)

    ResponderEliminar
  12. No tengo muy claro que sea valor el necesitar el alcohol para ir allí Bo Tare, pero a lo mejor da igual si la primera vez es porque tienes valor o no. Lo importante es ir, y el paso lo di.

    Tu eres joven y triunfas seguro, así que anímate. Ve si quieres de hetero y una vez allí desmelénate y deja a todos boquiabiertos jajaja

    La verdad es que Dave se portó muy bien conmigo. Le debo una. Y un piercing nuevo jajaja

    Un beso (para que te animes tu también)

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado leer tu experiencia :)...yo no he estado en sitios de ambiente...creo que más que por miedo a "ser descubierto", por temor a no saber muy bien con que me iba a encontrar...Aunque es verdad lo que dice Thiago, no es más que un bar donde la otra gente está como tú :)

    "Y luego me tomé una aspirina antes de meterme en la cama de nuevo."....jajajajajajajajajaja...es que no se puede beber tanto!!

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado la entrada :)
    Me recuerda a algo que me ha pasado xD o
    quizá es que mi vida ahora esta un poco agitada y tengo que salir un momento de esa realidad jaja

    ResponderEliminar
  15. Uno nunca sabe que se va a encontrar hasta que prueba algo por primera vez Flecha Azul. Luego se puede juzgar si te gusta o no, pero hay que probarlo. Pero claro, hay que armarse de valor y arrinconar tus miedos (da igual la razón que sea)... aunque sea con la ayuda del alcohol.

    Pocas veces en mi vida he necesitado una aspirina más que ese día jajaja... y es que ya no tengo 20 años :)

    Un beso (para probar)

    ResponderEliminar
  16. Pues anímate a contarlo Alnadí y no dejes a toda la blogosfera con la intriga jajaja

    ¿Cómo de agitada es esa realidad? A ver, cuenta, cuenta :)

    Me alegro de que te haya gustado, que pensaba que igual os aburría cuando cuento estas "primera vez".

    Un beso (ya más veces)

    ResponderEliminar
  17. Aysss lo del piercing arrancado...Nunca he experimento eso de perder el control con el alcohol al ser abstemio; pero veo que se hacen burradas, aunque tambiñen te dio valor para tu primera excursión al ambiente.
    Me muero por saber más de Dave...ahí hay tema ;-)
    NonPiercing Kisses

    ResponderEliminar
  18. Yo no soy de perder el control bebiendo Alforte, pero a veces te ves superado sin querer. Nunca lo haré conscientemente pero cuando emocionalmente estás roto puede llegar a ocurrir sin que lo controles. Aunque no estoy orgulloso de ello intento ver el lado positivo de las cosas y al menos sacar que me sirvió para atreverme a ir.

    Sobre Dave... lo siento pero aún no ha llegado el momento de hablar más de él. Tendrás que esperar :)

    Un beso (controlado)

    ResponderEliminar
  19. Pues acá, en cuidad Trueno, puedes contar los clubes con los dedos de una mano y te sobran cuatro jajajajaja. Van chicos y chicas. Con el terremoto se cayó, pero lo reconstruyeron y a reabierto hace muy poco. Algunas amistades señalan que ha aparecido otro nuevo, pero ya he dejado eso de los clubes de lado, me he vuelto mucho más hogareño, aunque claro, después de meses yendo cada fin de semana a bailar.

    Un beso (sobrio, que no bebo) Parmenio.

    ResponderEliminar
  20. pues mira q sta vez fue para bn ya vez q con todo i pircing :) hhaahaahha

    bsooo

    ResponderEliminar
  21. Anda con el percing, sin pedazo de carne? jejje. A mi me ponen ansiosos los lugares de ambiente, creo que siempre que voy me siento fuera de lugar y me arrincono timidamente. Quiero leer la segunda parte!!

    ResponderEliminar
  22. Salvo en las ciudades muy grandes los bares de ambiente son muy escasos G-boy. Y si sólo hay uno pues toca compartirlo claro.

    Yo fui mucho de salir de joven, pero desde hace unos años salgo muy poco, en parte porque mis amigos ya no salen y en parte por la apatia que sentía. Estoy lleno de vitalidad y ahora tengo unas ganas inmensas de salir.

    Un beso (adrenalítico)

    ResponderEliminar
  23. Acabo muy bien Brekiaz... al menos la parte que me acuerdo jajaja

    Pero espero no tener muchos días más de resaca como ese :)

    Un beso (cuando recuerdo)

    ResponderEliminar
  24. No Pancho. Gracias a dios no se lo arranqué a lo vivo del pezón. Era desmontable y por lo que me contó se lo quité con la lengua :$

    Yo tengo muy poca experiencia en lugares de ambiente, pero en principio me han gustado... salvo por unas pequeñas cosas. Ya lo contaré en la segunda parte... si la escribo ;)

    Un beso (sin sangre)

    ResponderEliminar
  25. Ey Parmenio, gracias por pasar y siento haberte confundido con el nombre ficticio de la ciudad en donde vivo; Realmente se llama Talca, que en lengua mapuche significa Trueno jejejeje, te dejo un capítulo con mapas en donde hablé de mis recorridos semanales http://the-g-lovers-chronicles.blogspot.com/2010/09/capitulo-833-una-clase-de-geografia.html

    Te dejo muchos cariños y un beso(con GPS ya posicionado).

    ResponderEliminar
  26. Auh!! Con lo del piercing me has hecho recordar que en un concierto el chico que tenía delante me arrancó el único piercing que he tenido (un aro en el centro del labio inferior) y no, el mío no era desmontable...

    Besos con seguridad.

    ResponderEliminar
  27. Ahora sí G-boy. Lo de Ciudad Trueno me había confundido, y es que el mapuche no lo domino bien :)

    Ya me he leído la entrada geográfica y ahora empiezo a situarme.

    Un beso (en el centro de tu región bucal)

    ResponderEliminar
  28. Que dolor sólo de leerlo Chris. A mi los piercing me dan mucho respeto precisamente por eso, porque hay muchos accidentes por enganchones. Y por peleas, que hay gente muy capulla.

    Un beso (sin nada que agujeree mi piel)

    ResponderEliminar
  29. El ambiente tiene su morbo las primeras veces, es como romper con todo ese miedo que has tenido hasta ahora, pero no tiene ningun peligro. Allí vas y haces lo que quieres. Claro está que es más sencillo ligar allí, pero no significa que sea el único lugar, o al menos eso dicen.

    Lo que me ha sorprendido es el momento piercing.. jajaja, se lo arrancaste ? que dolor, no? jajja

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  30. Sí, sin duda el alcohol ayuda cuando la voluntad vacila, pero un par de (decenas de) copas no te hubieran venido mal tampoco, jeje. Claro, que si hubieras estado fresco y en condiciones, lo mismo no te habrían tenido que acompañar a casa... en todo caso, quedar para veros otro día, y tú con el corte y la fatiga. O no. Who knows.

    Salvaje, que eres un salvaje (por mucho que fuera desmontable, jajaja)

    Un beso (hangoveresco)

    ResponderEliminar
  31. Ay, qué amarga experiencia la primera vez que fui a un bar de ambiente. De hecho desde entonces no he vuelto a ir a ninguno, jajaja. Creo que ya va siendo hora de perder el miedo...
    No soy el más indicado para decirtelo, pero hay que tener cuidado con el alcohol. ;)

    ResponderEliminar
  32. No se si es más fácil ligar allí Alex. Piensa que no todo es Chueca. Depende mucho de la persona y su facilidad para ligar.

    No, no le arranque el piercing, gracias a dios, sino que era desmontable y se podía quitar. Creo que mi lengua es más habil con alcohol ;)

    Un beso (lenguaraz)

    ResponderEliminar
  33. Pues me he quedado con las ganas de conocer la historia de Dave. Porque eso tiene algo... no sé.
    Sobre el piercing te han dicho tantas cosas que... yo no digo nada.
    nop.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

    ResponderEliminar
  34. Me acabo de dar cuenta de que quería decir un par de decenas de copas....menos, jajaja. Sorry.

    ResponderEliminar
  35. Si no hubiese sido por el alcohol probablemete no habría ido Theo y si no hubiese sido por el alcohol tampoco Dave me habría llevado a casa. Así que me voy a convertir en alcoholico.

    No te preocupes que ya te había entendido y no pensaba que me incitabas a beber jajaja

    Con Dave tuve que quedar un par de días después para devolverle el piercing e invitarle a un café. Así me enteré de algunos detalles...

    Un beso (salvaje)

    ResponderEliminar
  36. ¿También a ti te fue mal la primera vez que fuiste Joan? Anímate a ir de nuevo y probar. Si tienes quien te acompañe es más fácil.

    Suelo ser moderado con el alcohol y además lo aguanto muy bien, pero si estás varias horas sin otra cosa que hacer en un bar que beber puede que te pases...

    Un beso (para repetir)

    ResponderEliminar
  37. La historia de Dave la contaré algún día Tatojimmy... pero no ahora. Aún no estoy preparado para contarla. Aún no.

    Un beso (para mientras esperas)

    ResponderEliminar
  38. He tardado en comentar porque lo del piercing me ha dado tal dentera que tenía que esperar a que se me pasase. Enfin supongo que ya te lo habrán dicho: para ser la primera no estuvo nada mal.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. jajaja Si lo llego a saber no cuento ese detalle Uno, que no quería asustar a nadie.

    Pero la verdad es que ha tenido mucho éxito y ha dado mucho morbo :)

    Y no, no estuvo nada mal. El alcohol anestesia los sentido y adormece las penas.

    Un beso (con suavidad)

    ResponderEliminar
  40. Uhmmm, veo que te van las experiencias sexuales extremas y duras... yo arrancar piercings... muy pocos, y que no me arranquen el mío... que muero allí mismo.

    Weno, para todo hay siempre una primera vez, se pasa mal, y lo que más miedo da es que te vea allí alguien conocido... bueno, yo eso siempre lo asumo con un "si tú estás aquí, es por que buscas lo mismo que yo, si para ti no es delito, para mi tampoco". En fin. En ciudades pequeñas es distinto, yo en Vigo he salido alguna vez, pero muy rara, y siempre solo ¿curioso no? En Madrid es otra cosa, allí conozco gente, de aquí y de Galicia, allí conocí a mi D., allí me he llevado a mis amigos hetero que han ido con un amigo hetero que tenía amigos hetero.. jajajaja

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  41. Dicen que hay que probarlo todo Pimpf, aunque no dicen nada de recordarlo jejeje

    Madrid es otra cosa para salir. Hay muchos bares y sobre todo mucha gente. En las ciudades pequeñas supongo que con el tiempo acabas conociendo todas las caras. Madrid es más cosmopolita. Tanto que te encuentras allí a media Galicia... y por lo que veo a todos los heteros de España jajaja

    Un beso (a todos los heteros que van a zonas gays)

    ResponderEliminar
  42. Un piercing arrancado e ir de ronda por el ambiente. Pregunto: tu temes es porque no saliste del closet? o es porque hay gente peligrosa... Me gusta mucho como relatas lo que pasó y como te atreves a dejar ver tus deseos. Me gusta compartir visiones y vivencias. Te invito a mi blog. Abrazo: http://diversidadsexualeidentidad.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  43. No me parece que el ambiente sea de gente peligrosa Javier. Puede que yo sea un inadaptado de momento en el ambiente, pero no considero que sea un lugar peligroso, para nada.

    Y salir del armario lo he hecho con algunos, pero aún faltan muchos para que viva contento conmigo mismo. Pero si lo dices por el temor a que me vean, pues cada vez menos, la verdad.

    Conozco tu blog y de vez en cuando he pasado. Lo volveré a hacer.

    Un beso (nada peligroso)

    ResponderEliminar