viernes, 10 de septiembre de 2010

El alegre depresivo


Este fin de semana lo pasaré en un pueblecito de los Pirineos. El mismo pueblo donde hace un año, destrozado e incapaz de controlarme, estallé en lágrimas ante Nathan. El mismo pueblo donde le confesé el secreto que hasta ese momento guardaba celosamente en mi mente y que me carcomía por dentro. El mismo pueblo. El mismo lugar. Pero algo ha cambiado.

Este año todos mis amigos lo saben. Uno a uno les he ido contando la verdad. Empecé por Nathan y he terminado con Stella no hace ni un mes. Aún no se como me comportaré. Aún no sé como se comportarán ellos. Es la primera vez que todos los que están lo saben y son conscientes de que los demás lo saben también. Incluso se lo han dicho al primo de Stella. Les di permiso para que se lo contaran.

Pero hay algo más. Desde hace hace unos días mi ánimo es bastante sombrío. Me encuentro sin ganas de hacer nada y el llanto casi aflora por menudencias. Estoy agotado mentalmente y hacer cualquier cosa me supone un esfuerzo inmenso. Y pensar en pasar el fin de semana con mis amigos me produce una gran zozobra.

Igual estoy equivocado y a lo mejor es lo que me hace falta, salir un poco de aquí y relajarme entre amigos, dar paseos por la montaña, deleitarme con comidas pantagruélicas, disfrutar de las fiestas y empaparme en alcohol. Pero lo que me pide el cuerpo es meterme en la cama todo el fin de semana e impregnar la almohada de lágrimas.

Me he resistido a ir. Busqué una excusa y les dije que mi situación económica no me permitía grandes gastos, pero me han dicho que este año será todo más barato y gastaremos menos. Y luego me han inundado a correos y llamadas para "obligarme" a ir. Y lo han conseguido. He dicho que sí.

Nunca me ha gustado demostrar mis sentimientos en público. Y menos cuando son negativos. Cuando estoy deprimido y sin ganas de hacer nada me recluyo y lo paso a solas. Pero muchas veces no he podido ocultarme de los que me rodean. Es entonces cuando finjo una alegría que no tengo. Soy divertido, encantador, organizo las escapadas, me encargo de que todo salga bien, cuento chistes, anécdotas y un sinfín de habilidades sociales que he aprendido con el tiempo. Si diesen un premio a la mejor interpretación seguro que lo ganaría. De calle.

Soy la persona deprimida que más sonríe en este mundo.

47 comentarios:

  1. Cariño.

    Ser estoico tiene su precio, tragarse las penas poniendo cara de no pasa nada no es sano y a la larga eso te hará daño, no necesitas gritar tus penas pero es bueno que las desahoges o haz como yo escribe un blog jujuju, que así inicie esto.

    ResponderEliminar
  2. Has hecho bien porque sino hubieras ido me enfadaría y dejaría de respirar. Suena un poco infantil pero cada minuto que el cerebro no recibe oxígeno pierde un montón de neuronas así que no querrás que me muera o me quede tonto no? :)

    En ese aspecto que comentas soy lo opuesto a tí: aparte de que no me gusta fingir nada a no ser que sea estrictamente necesario soy muy transparente y aunque no diga nada sólo con verme la cara uno sabe perfectamente como estoy y casi casi lo que me pasa por la cabeza.

    Besos cristalinos.

    ResponderEliminar
  3. Seeeps, yo tampoco comparto mis... penas, si las tuviera jajaja :) Volver a los sitios da miedo, precisamente por los cambios; el sitio sigue ahí, tú en el fondo no.

    Hummmm...

    me voy pensando, pero no te lo tendré en cuenta :P

    besos

    ResponderEliminar
  4. Es cierto Alvaro, el precio de callarse es un sufrimiento mayor por dentro. Ver como todos disfrutan mientras tu apenas sobrevives duele.

    Y como tu, el blog empezó como una forma de sacar todo esto de mi. Y de momento cumple su función. Que hacer esto era impensable en mi hace no mucho tiempo.

    Un beso (de un estoico catártico)

    ResponderEliminar
  5. Yo te quiero tener con todas tus neuronas Chris, así que respira a plena potencia o me veré obligado a hacerte el boca a boca para salvar tu intelecto ;)

    Supongo que tu comportamiento es más razonable que el mío. Más vale expresarse y que los demás sepan que te pasa que hacer como yo y guardárselo todo. Pero me sale automático. Me retraigo y me lo guardo. Y como no quiero que los demás lo pasen mal conmigo, sonrío.

    Un beso (en cada neurona)

    ResponderEliminar
  6. Qué envidia me das Ant... el hombre sin penas.

    Pues tu también me has hecho pensar. ¿Y si tiene algo que ver el miedo al recuerdo de lo que pasó el año pasado? No debería, pero la mente es caprichosa. Ahora tendré que pensar yo también... pero tampoco te lo tendré en cuenta ;)

    Un beso (lárgo y pensativo)

    ResponderEliminar
  7. Hay algo ahí que no funciona del todo, veo. No se a cuento de que vienen estas depresiones... te voy a tener que dar un tirón de orejas, que a veces es muy fácil dejarse llevar por la desazón. Es quizá un último paso, el de tenerlos a todos y que sepan tu secretito, has dado muchos, importantísimos, y no se si es miedo a "a ver que pasa". No creo que seas el centro de atención de la escapada, y eso es un colchón. A lo mejor, y yo creo que cambiaría mucho las cosas, es que te falta una cosilla, pero créeme, para la próxima escapada, ya no irás solo... al tiempo, y luego verás como si tienes más ganas de ir.

    Bicos Ricos

    ResponderEliminar
  8. Parmenio llega un momento en que nos tenemos que querer tio!! yo ando también un poco plof, pero he decidido que no me voy a dejar vencer. Pensemos que es la llegada del Otoño que nos esta afectando, el volver a la rutina o lo que quieras, pero no te dejes vencer. Piensa en todo lo que has avanzando.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Estoy pasando desde hace tiempo por algo semejante. Agarrate a la vida a través de esos amigos, disfruta de ellos y deja que ellos disfruten lo mejor de ti. Sácalo para ellos y si lo que hoy puedes ofrecer son lágrimas, otro día serán risas.
    Un abrazo extremadamente fuerte.

    ResponderEliminar
  10. Algo no funciona Pimpf. Me siento como el deportista que hace un esfuerzo por encima de sus capacidades y de repente el cuerpo le dice que basta, que hasta ahí ha llegado y que debe pararse. Pues a mi me pasa igual, pero en versión mental. De repente, prácticamente sin aviso, me fundo y me vengo abajo. Agotado.

    A lo mejor me falta lo que dices, no ir sólo. Tener a alguien conmigo que me apoye. Aunque me sienta arropado por mis amigos, aún me siento extraño en esta lucha interior. Veo que falta todavía más de lo que creía. Y creía que faltaba mucho.

    Quizá me venga bien ese tirón de orejas... que a veces los demás te hacen avanzar lo que tu no te crees capaz.

    Un beso (con orejeras por si acaso)

    ResponderEliminar
  11. Yo creía que me quería Bimbi. Han sido muchos años creando mi brillante armadura de autoconfianza. Pero veo que hasta esa armadura pulida se oxida rápidamente si no la usas día a día.

    Igual ha sido el volver a la rutina como dices, o el otoño. O quizás que desde que hablé con Stella aquella noche, más luego el tema del accidente y algunos temas laborales pendientes que acabo de solucionar han agotado mis reservas emocionales. Creo necesito unas vacaciones de verdad.

    Me alegra que tu "plof" vaya remitiendo y te hayas animado de nuevo a escribir. Será que he hecho como en "El exorcista" y el diablo de la depresión ha pasado de tu cuerpo al mío ;)

    Un beso (endemoniado)

    ResponderEliminar
  12. Son esos amigos los que han conseguido que este fin de semana me anime Joaquínitopez. Con sus llamadas, con sus correos, con su insistencia. Que aunque en principio me agotan, en el fondo supongo que agradezco que se preocupen por mi.

    Dentro de un rato tendré que tener la mejor versión de mi. Espero poder cumplir y ofrecerles al menos una compañía decente. Y si no puedo evitarlo y son lágrimas, espero que al menos se sequen rápido con el frío nocturno pirenaico.

    Espero que tu remontes también el vuelo y que en futuras veces nos riamos los dos en estos comentarios.

    Un beso (por la amistad)

    ResponderEliminar
  13. Alguna vez me he sentido tal y como describes ahora. Después del tsunami emocional que pasé, descubrí que no hay que guardarse nada que haya dentro. Los amigos, y sobre todo los buenos, están para lo bueno y para lo malo, para contar y que nos cuenten alegrías y penas, dar y recibir consejos, aunque luego uno mismo no los aplica.

    El hecho de llorar delante de los demás o de contar cuáles son tus sentimientos, creo que humaniza más a la persona, y puedes detectar como está y ayudar. Un poco de aire fresco con los amigos siempre viene bien.

    Besazos y mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
  14. Aprender a no guardarse nada no es algo que se aprenda de un día para otro si toda la vida has hecho lo contrario Davichini.

    A mi me cuesta mucho hablar de ciertas cosas. No me sale explicar como me siento o cuales son mis sentimientos en un determinado momento.

    Quizá por eso me cuesta tanto salir de armario. Y eso que de momento ha sido con mis hermanos y mis mejores amigos, que son a priorí los mejores candidatos a apoyarme.

    Por desgracia este grupo de amigos no vivimos en un mismo sitio, sino desperdigados por media docena de ciudades distintas, así que no los tengo a mano para quedar a tomar algo. Podemos hablar por teléfono o por correo, pero no es lo mismo.

    En fin, a ver que tal sale el fin de semana.

    Un beso (a punto de partir)

    ResponderEliminar
  15. Vaya por delante que este post contiene la misma idea germen del próximo que yo iba a publicar, esto pasa bastante en la blogosfera y la gente tiende a inhibirse cuando le pisan la idea. Pues yo no, yo lo escribiré que si no el blog no cumpliría la función que le tengo encomendada.Y te lo dedicaré a ti.
    Por otro lado, la vida es alegría y es tristeza, hay que tener momentos de bajón y quien afirme que toda su vida es jiji-jajá habrá que poner en cuarentena tal afirmación. Cada bajonazo superado te hace más fuerte y preparado para lo que nos espera, que tú ya lo sabrás pero por si acaso te lo dice uno que te lleva una década de ventaja y de armario.

    Besos cincuentones

    ResponderEliminar
  16. Aunque esto ya lo leerás a la vuelta, eso me pasa por llegar tan tarde, te diré que algo no me cuadra. Bueno, sí me cuadra porque es un comportamiento bastante habitual, pero...será por los años de psicoanálisis que llevo a cuestas, que hay muchas cosas que he aprendido a verlas de otra manera.

    Eres una persona libre, siempre lo has sido, pero tal vez ahora puedes tener mayor conciencia de ello gracias a tu salida del armario con gente a la que verdaderamente quieres (y a la que verdaderamente les importas) y sin que te hayan escupido, pegado o negado la palabra, más bien todo lo contrario, según nos cuentas. Por lo tanto, puedes comportarte como verdaderamente eres, sin actuaciones. En lo gay...y simplemente en lo humano. Me explico. No tiene sentido que seas el mejor actor. Si no sientes algo no debes fingirlo, y menos entre gente apreciada y apreciante, seguramente si ellos supieran que toda esa alegría, ese perfecto anfitrionismo, es falso (y lo peor, no es falso hacia ellos, es falso hacia tí mismo) no se sentirían muy cómodos, no crees?

    O tal vez es que todo eso no es tan fingido como piensas, y realmente lo haces porque quieres, pero una parte de tí se niega esa capacidad de disfrute porque necesita torturarse a toda costa (como ya no hay problema con la gaytud, ahora te anulas la joie de vivre). El caso es estar mal por algo. Por algo que no existe y no tiene sentido. Quizá en su momento te fabricaste una armadura de hombre alegre y con los mejores planes siempre a punto, para ser aceptado, valorado y querido a toda costa, ya que tu temor al rechazo por tu "condición" era mayúsculo. Y dentro de la armadura deslumbrante estaba ese ser sufriente. Ahora el ser ha comprendido que no tiene sentido tanto sufrimiento, pero la armadura está tan pegada a la piel que se resiste a desaparecer. ¿No crees que deberías eliminarla de una vez? Ser por fin tú mismo, alegre cuando quieras estarlo, triste cuando no puedas evitarlo, solitario cuando haga falta, acompañado cuando te apetezca...y confiado y comunicativo siempre, ahora que has visto que es algo muy bueno, productivo, necesario....y no hace daño.

    (que conste que seguiría con esto unos cuantos párrafos más, pero no es plan, no...lamento el exceso)

    En cualquier caso sabes que lo vas a pasar bien este finde. Yo estoy seguro de que ya lo estás pasando. Sin aspavientos ni histrionismos faranduleros, simplemente a gusto, en buena compañía, buen entorno, y buen yantar. ¿Te parece poco? :-)

    Un beso (y otro de parte del dr. Oteo)

    ResponderEliminar
  17. Lo que tienes es baja la testosterona, deja de lloriquear, midela con el urologo y si es necesario te inyectas, te dara mas animos y te hara renacer.

    ResponderEliminar
  18. hooolllllaaaaaaaaaaaa!

    Has hecho bien en salir con ellos.

    A mí de vez en cuando me ocurre lo mismo que tí y aunque lo que me apetecería en esos momentos sería encerrarme en mi habitación y no salir hasta pasada una semana, hago un esfuerzo y salgo a la calle para que me de bien la luz y darme cuenta que hay muchas cosas que hacer en lugar de quedarme en mi cama lamentándome.

    Creo que sé lo que te pasa, aunque poco a poco vas saliendo del armario con tus amigos y tus familiares aún no te sientes cómodo porque no te sientes realizado, aún no te mueves en el entorno que te gustaría, quizás te resulte complicado encontrar una pareja y puede que te encuentres solo (hasta incluso te gustaría vivir una vida diferente) y no sabes como cambiar todo esto.

    Piensa que eso nos pasa a todos (Si, ya sé, "consuelo de muchos, consuelo de tontos") pero tienes que ser fuerte y pensar que poco a poco todo irá cambiando, vas por el buen camino.

    Lo que no entiendo es el tema interpretación. Sé tu mismo, vivir así tiene que ser mu difícil para tí, muéstrate tal y como eres y disfruta de las cosas tal y como son.

    Un beso y espero que estés disfrutando del fin de semana

    Ut

    ResponderEliminar
  19. Creo que es buena opción que vayas, no sirve de nada cerrarse a pasar un fin de semana con amigos que te aportarán al menos distracción. Seguro que es mucho mejor cuando ya lo saben todos, además si unes a primos, etc. nunca se sabe dónde puede andar una buena historia! jajajaja

    besos!

    ResponderEliminar
  20. llego tardisimo y creo que te lo han dicho todo...
    Te diré tb que si tienes que finjir de nuevo es que no hemos progresado mucho...
    y quizas theodore tiene razon es ya un sufrimiento y actuación ante los amigos por costumbre ya?...

    Bueno sea como sea ya se está desarrollando así que todo esto quizas no tenga mucho sentido...
    Solo espero que realmente te has relajado, se te ha pasado el bajón de verdad y no finjido y que te hayas permitido algún comentario de "que guapo el camarero ese" ya no solo hacia ti mismo si no con la complicidad de años de amistad a alguno de ellos. Quizas es un paso que no tiene importancia pero que a lo mejor es una prueba de fuego que solemos tardar más en hacer despues de salir del armario... quizás

    Mira que la próxima vez les dices que está La noche en blanco" en Madrid y que ya has quedado con nosotros, y ya veras como te animamos por aquí :-)

    Para el año que viene ya sabes...

    Besos(blancos y animados)

    ResponderEliminar
  21. Llego aquí desde las "casas" de Runagay y Theo, atraido por el título del blog porque tiene mucho que ver conmigo. Me gustó el post porque también tiene mucho que ver con mi forma de ser el recluirme cuando no me siento bien, y hacer como si nada está pasando de cara al exterior y tratar de sobrellevar mis tormentas interiores como puedo. Por suerte la vida me está dando ultimamente más motivos para sonreir que otra cosa, y las sonrisas que puedo colgar de cara a la galería no he tenido que pintarlas con esfuerzo en la trastienda, salen por si solas,improvisadas.
    He visto por los comentarios que ya cuentas con manos y hombros más que suficientes en los que apoyarte en los momentos bajos, pero bueno, yo me pasaré por aqui a ver qué tal ha ido ese fin de semana, y si esas sonrisas han recuperado su naturalidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Claro que no debes inhibirte ...Runagay. Esto no es una competición de ideas. Si es algo que puede esperar, se puede retrasar para darle otro enfoque, pero hay muchas cosas que sólo tienen sentido si se publican en un momento determinado. Estaré encantado de leer lo que quieras contar. Y más si me lo dedicas :)

    Que la parte mala de la vida te prepara para afrontar nueva situaciones no lo dudo. Soy consciente de ello, pero a veces me gustaría que no fuese cierto. Y cuando los bajones son frecuentes no te da tiempo a recuperarte del anterior y parece que se encadenan aunque no lo hagan. Y agotan. Mucho.

    Un beso (para que pueda vivir al menos otra década más e igualarte ahora)

    ResponderEliminar
  23. A ver como lo explico de otra forma Theo, que probablemente no quedó claro del todo en el texto.

    Llevo unos días bajo de ánimo y triste. Las causas probablmente darían para escribir mucho y no es el objeto de este comentario. El caso es que estoy triste y mis amigos me llaman para irme el fin de semana con ellos.

    Aquí se me presentan ya dos opciones: ir o no. La decisión no es fácil porque por un lado me apetece salir un poco de la ciudad, ir a la montaña y olvidarme un poco de todo. Pero por otro lado no soy un compañero para llevarse de fiesta. Estoy melancólico y no estoy para juergas. Así que digo que no para no fastidiarles el fin de semana y doy la excusa económica, pero no les vale e insisten mucho.

    Si les digo que estoy triste a lo mejor se preocupan por mi si no voy... y les fastidio el fin de semana de descanso si voy. Ninguna de las dos opciones me gusta. Y como insisten en que vaya y no consigo evitarlo, al final acepto.

    Y vuelvo a la opción anterior. Si voy triste ellos no disfrutan estos días, así que prefiero fingir una alegría que no siento.

    Si fuese simplemente quedar a tomar algo les diría lo que pasa y ya está, pero llevan meses planeando este fin de semana y no me apetece estropeárselo. No es cuestión de que finja por no mostrar mis sentimiento sino por no fastidiarles estos días. Sobre todo porque no vivimos en la misma ciudad y juntarnos no es fácil. Y a pesar de todo algo han notado.

    Tu hipótesis psicológica es un planteamiento curioso. A priori te diría que es interesante pero errada... pero en los últimos tiempos se me han derrumbado muchas cosas en las que creía y de las que estaba seguro, así que no lo descarto y le concedo el beneficio de la duda. Meditaré sobre ello.

    En cualquier caso, esta teoría serviría para explicar la causa de mi tristeza y mis bajones, pero no tiene nada que ver con figir alegría con mis amigos este fin de semana concreto, que como he explicado antes su finalidad es otra. Admito que igual si se lo preguntase a ellos me dirían que no lo hiciese. Puede ser, pero no me sentiría cómodo conmigo mismo si les estropease el fin de semana.

    No se si me he explicado mejor o lo he embrollado más, pero en este momento mi cansancio no me deja más de un par de neuronas libres para intentar razonar :)

    Un beso (mejor que sean dos para ti y uno para el Dr. Oteo)

    ResponderEliminar
  24. Te agradezco amigo anónimo que hayas dedicado tu tiempo para darme un consejo que probablemente cambiará mi vida.

    Un beso (te lo daría pero no se quien eres)

    ResponderEliminar
  25. Sí que hay momentos en que me encuentro solo UT. Hace un tiempo escribí un post sobre lo dificil que era conseguir nuevos amigos. No ha cambiado nada desde entonces.

    Los amigos con los que he salido del armario no viven aquí y no los tengo a mano, así que a todos los efectos sigo viviendo armarizado en mi ciudad (salvo con mis hermanos). ¿Entiendes el porqué de esa soledad que siento?

    Se que voy por el buen camino, pero que sólo lo acabo de iniciar. Queda mucho por delante hasta que me sienta cómodo conmigo mismo.

    Lo del tema de la "interpretación" espero que haya quedado un poco más claro en la respuesta anterior que he dado a Theo. Ha sido por una situación concreta, aunque también porque a mi nunca me ha gustado mostrarme triste y que los demás lo supieran. Pero he sido así desde siempre.

    Un beso (que al dártelo no estaré solo)

    ResponderEliminar
  26. Distracción sí que me ha aportado 30ñero gay y al menos en el aspecto de mi sexualidad no he tenido que mentir, lo que ha supuesto un alivio para mi... pero no ha habido nada con el primo jajaja

    Un beso (para no comportarme como un primo)

    ResponderEliminar
  27. El fin de semana me ha servido para distraerme un rato Adrianos, pero en el fondo yo me siento igual. Eso no ha cambiado.

    En la respuesta a Theo he explicado un poco mi postura (más que nada por no repetirme) sobre porque he fingido. Si tengo razón o no admito que es discutible.

    No se si escribiré o no algo sobre este fin de semana. En este momento estoy totalmente fundido para pensar con más claridad, porque aunque no ha pasado nada en realidad sí han pasado cosas. Ha sido como dices una pequeña prueba de fuego.

    Lo de las Noches Blancas es tentador. Alguna vez lo he visto por TV y me ha parecido una idea divertida. Me lo apunto para la próxima vez que vaya a Madrid... Igual dentro de un mes tendré una horas libres por allí :)

    Un beso (fundido en negro)

    ResponderEliminar
  28. Bienvenido Un-Angel por este rinconcito que empezó siendo un paño de lágrimas para un cuarentón desubicado y que ahora comparto con mucha gente a la que agradezco que se pasen por aquí.

    Theo y Runagay son dos padrinos fantásticos a los que tendré que agradecer el que te hayan guiado hasta aquí.

    Es curioso que dices que tu también tiendes a recluirte cuando no te sientes bien. A veces pensamos que lo que nos pasa es algo único y que nadie más lo sufre... y te encuentras con gente que pasa por experiencias similares.

    Vuelve cuando quieras, ya sea triste o con una sonrisa. Serás bienvenido siempre.

    Un beso (que no quede recluido)

    ResponderEliminar
  29. Me alegro mucho que hayas ido cambiando poco a poco, y a mejor.

    Entiendo lo que dices de que no sabes como decir que simplemente no te apetece salir con los amigos. A mí también me ha pasado muchas veces eso...

    Pienso que no tienes porqué esconderte Parmenio, si has llegado a tener la confianza sufiente en ellos de contarles quien eres y se lo han tomado bien, pienso que si les dices un día que no te apetece y se lo explicas, creo que te entenderán y no tendrán ningún problema contigo. No tengas miedo ;)

    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  30. Es posible que tengas razón Fernando, pero este fin de semana es especial. Es ya una especie de tradición que se repite desde hace 7 u 8 años. Por eso insistían tanto y no cejaron hasta que acepté.

    Pero da igual que sea un fin de semana especial. A veces el ánimo no acompaña.

    Un beso (para que te acompañe al nuevo instituto)

    ResponderEliminar
  31. Estoy seguro que lo pasaste genial. Los amigos ya saben ese "secreto" mucho antes de lo que nosotros creemos, pero son respetuosos y esperan hasta que nosotros soltemos la lengua. Es muy probable que ya no estés deprimido.

    BESOTES Y BUENA SEMANA!

    ResponderEliminar
  32. Pues por lo que me dijeron Stanley, ninguno se lo imaginaba. Será que no doy el perfil de gay o que soy un gay muy malo y tengo que aprender a serlo ;)

    Todo el mundo al que se lo he contado han puesto cara de asombro (o son todos muy buenos actores), pero por suerte todos han reaccionado bien... hasta ahora.

    Un beso (sin actuar)

    ResponderEliminar
  33. Puede ser esto que te pasa por infinidad de cosas. Posiblemente sea por todo el estrés que has pasado, por la cantidad de emociones que has guardado dentro y por esa tensión que se acumula. Creo que a todos nos pasa que muchas veces al sacar todo lo que llevamos dentro, es tanta la explosión, es tan grande todo lo que nos ocurre que es normal que nos entre el bajon. A mi me pasa muchas veces, y es normal.

    Pero es bueno que vayas, que salgas, que disfrutes de ellos, de verdad que si, ya verás como te sientes estupendamente bien, sobre todo al ver que ya es todo muy natural, que no tienes que fingir, mentir, engañar, sino que puedes ser tu mismo sin más, sin sentirte incómodo.

    Disfruta mucho y si vienen esos momentos, date tiempo.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  34. Yo también creo que es a causa del strés Alex. Hay momentos que el cuerpo dice basta y la mente aún más, que es delicada.

    Me encuentro agotado y casi fundido. Necesitaría irme a descansar a algún sitio unos días... pero no puedo. Así que me toca aguantar.

    Un beso (para combatir la desgana)

    ResponderEliminar
  35. Llego muy tarde, ¿Qué no habreís dicho ya? Convivo con una persona depresiva que durante años solo se mostraba deprimido ante mi. Incapaz de soportarlo solo mas tiempo, informé a los mas cercanos familiares y amigos de lo que ocurría, Fué el principio de una enorme mejoría.
    De alguna manera es otra salida del armario.

    Y anímate, guapo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Me ha parecido muy interesante tu comentario Uno. ¿Lo que quieres decir es que ocultaba su depresión a todo el mundo excepto a ti? Eso es parecido a lo que yo hago, pero en mi caso es con todo el mundo. ¿O lo que quieres decir es que sólo se atrevía a tener una depresión contigo porque tu le apoyabas?

    Un beso (pensativo)

    ResponderEliminar
  37. Hello,

    good to be here, and visit through your good job of your nice site.

    by the way, could you exchange my site?

    this is my site:
    http://www.khmergay.net/

    I do hope you would not mind to exchange link with me

    best regards,
    Khemrgay.net

    ResponderEliminar
  38. Bueno, con el finde tan ocupado que he tenido he llegado tarde al post y al "comentarismo". Y el finde ya ha pasado. Supongo que en los comentarios habrás ya contado algo, pero no los he leído -nunca lo hago antes de comentar para no mediatizarme-.

    Creo que, a toro pasado, deberías ir claro. No puedes faltar la primera ocasión en que tus amigos sabe que eres gay y seguro que aspiran a colmar su cuota de "modernidad" y "comprensión" con su amigo gay... ¡yuju, qué modernos somos, que tenemos un amigo gay!. Cari, no nos engañemos, eso va a cambiar poco, no vas a hablar con tus amigos de hombres ni de polvos (eso solo se hace entre gays). En general, pareciera que decirlo a tus amigos era una aspiración, una ilusión, algo que ahora que lo has realizado te ha dejado vacío. Y es que lo de salir del armario está muy mitificado, casi tanto como la de entrar en un cuarto oscuro, te aviso, jaja

    Es que hay que ser feliz de otra manera, cari, por decirle a los amigos que eres gay te quedarás un poco más liberado pero nada va a cambiar en tu vida. Tú necesitas amigos gays, amigos con los que hablar de pollas, de culos, de polvos, mariconear, todas esas cosas que hacen las pandillas gays. Y un amor que te levante la autoestima..


    Así que el próximo objetivo puede ser presentarles a todos, empezando por Nathan y acabando por Stella, a tu novio.


    Bueno, no sé si mi comentario te puede ayudar, pero al menos espero que te arranque una sonrisa, una sonrisa de deprimido, pero una sonrisa al fin y al cabo, jajaaj.

    Cari, cuidado con el otoño, que ya es bastante deprimete "per se". Apúntate a un gym, jajaja

    bezos.

    ResponderEliminar
  39. Hola snagay, prometo visitar tu blog y si me gusta me apuntaré, pero no hago intercambio de seguidores para engordar las cifras. Sigo a quien me apetece y espero que los que lo hagan conmigo sea porque a ellos les interese lo que cuente.

    Un beso (internacional)

    ResponderEliminar
  40. Pues como te diría Bimbi... Dicen que el trabajo dignifica y distrae. No se si la primera parte es cierta o no, pero la segunda seguro. Y llevo unos cuantos días distrayéndome mucho ;)

    Un beso (muy trabajado)

    ResponderEliminar
  41. Tu diagnóstico es correcto Thiago. Lo que me hace falta es amigos gays que me saquen de paseo y a los que poderles contar mis cosas sin que me miren como a un marciano. Ya a mitad de junio escribí una entrada que se llamaba así precisamente, "Amigos" y en la que comentaba este tema... y mi falta de éxito. Han pasado unos meses y estoy en el mismo punto. Y sigo echándolo de menos.

    Hay todavía muchas barreras por romper y los amigos es una. Salir del armario es otra, porque ahora me queda la gente que vive en mi ciudad. Y no se si está mitificado o no, pero al menos a mi me alivia (después de una tortura inmensa claro).

    Los cuartos oscuros me dan un poco de respeto jajaja Creo que aún no estoy preparado para eso. Y para presentarles a un novio a mis amigos primero debo ser capaz de verme con capacidad de tenerlo... que de momento me supera un poco.

    Así que ya ves, no se si mi depresión es otoñal, circustancial o porque no he ido al gym desde junio... igual va a ser eso :)

    Un beso (mientras hago pesas)

    ResponderEliminar
  42. No sé... quizás a veces no es necesario creer en la necesidad de dar tantas explicaciones.
    Sin lugar a dudas nos han inculcado la existencia de un Tribunal ante el que hay que dar explicaciones de todo... pero yo pienso que nunca nadie nos puede forzar a dar explicaciones si realmente no las queremos dar. No te obligues al descubrimiento si no lo necesitas ni a justificarte cuando no lo debes.
    En todo caso... ¿por qué no una sonrisa plena para tí mismo?
    Seguro que ahora sonríes!

    Besos!

    ResponderEliminar
  43. La necesidad de dar explicaciones nace de mi mismo Angel, de dentro de mi. Es como una enfermedad que si la dejas crecer cada vez se hace más insoportable, pero que si la intentas extraer sabes que vas a sufrir mucho.

    Es curioso que hayas llegado justo a esta entrada hoy. Mañana subo a este mismo pueblo con Nathan a ver a Stella. Un año más tarde. Un poco más sonriente.

    Un beso (coincidente)

    ResponderEliminar
  44. No creo que haya tenido otro momento mas propicio que me permitiera entender tu estado mental cuando escribiste este post...

    Estoy agotado mentalmente, camino con la cabeza erguida por que la mierda me llega hasta la barbilla...

    Me arrastro de un lugar a otro, de junta en junta, organizo, dirijo, controlo...

    Y lo único que quiero es llorar y dormir...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. Siento leer esas palabras David. Cuando la realidad te supera y tienes que seguir adelante a veces te mueves de forma automática, como un zombie sin cerebro que mueve tu cuerpo con la normalidad exterior que por dentro nos falta. Pero a veces lo hacemos tan bien que nadie lo nota. Y aunque es lo que buscamos, una caricia a lo mejor sería lo que mejor nos vendría.

    Un beso (porque llorar es mejor que no hacerlo)

    ResponderEliminar
  46. We stumbled over here from a different website and thought I might as
    well check things out. I like what I see so now i am following you.
    Look forward to looking at your web page repeatedly.
    My website - rent apartments in santa monica

    ResponderEliminar